Deportes
Domingo 08 de Julio de 2018

Un grande del atletismo

Adentro y afuera. Antes como atleta y ahora como entrenador, Florentino Correas sigue sumando éxitos a su trayectoria. Es protagonista de un notable crecimiento de este deporte

Fue uno de los mejores atletas del país y ahora sigue en la senda del éxito pero como entrenador. Es Florentino Correas, uno de los principales responsables del crecimiento del atletismo sanrafaelino.

Comenzó a correr a los 12 años junto a Cristian Mohamed, pero al poco tiempo cambió las zapatillas por los botines de fútbol.

Cuatro años después regresó al atletismo participando en los Juegos Intercolegiales en pruebas de velocidad. Sin embargo sus mayores logros los consiguió en los 800 metros ya que ganó la etapa departamental y provincial de los Juegos Evita.

En la final nacional, en Mar del Plata, Correas compitió contra los dos mejores atletas del país, sin embargo en la final, en los últimos ochenta metros, protagonizó un gran sprint para quedarse con la victoria.

Sueño cumplido

En 1999 Florentino participó en el Mundial de menores que se realizó en Polonia.

"Lo principal era que iba a viajar en avión, fue el viaje más importante de mi vida", expresó.

En lo deportivo finalizó 14° entre 48 competidores.

Tras la cita mundialista Florentino cosechó éxitos en todas las categorías.

Se coronó dos años seguidos en el argentino de menores, ganó en juveniles (siendo menor), el sudamericano de juveniles y el de sub 23 y fue sub campeón en mayores (siendo de la categoría juveniles).

España

Correas vivió una experiencia en la península ibérica, más precisamente en Valencia, donde logró el título valenciano. "Fue una experiencia única que me marcó lo que soy ahora", confesó.

En 2005 optó por retirarse de la actividad y dedicarse a entrenar chicos.

Un trabajo ordenado tuvo como frutos a Facundo Andrada y a Valentina Sánchez, que participaron en campeonatos mundiales, más la medalla de oro sudamericana de Eric Pomaski.

Curiosamente sus mejores atletas han sido y son vallistas, aunque él se destacó en velocidad y fondo.

Entrenador y seleccionador nacional de vallas y velocidad, Florentino es un grande, un profesional muy humilde que trabaja intensamente y en silencio.

Gracias a él puede decirse que San Rafael se acostumbró a los podios a nivel nacional.

Finales con un sabor especial

Si bien protagonizó grandes actuaciones a lo largo y a lo ancho del país, el talentoso atleta local recordó dos momentos muy especiales.

En la final departamental de los Juegos Evita no lo dejaron correr con zapatos con clavos (en aquella época sólo competían atletas amateur) y tuvo que hacerlo con las zapatillas que tenía (unas de básquet). La pista era de polvo de ladrillo y Correas se enterró hasta los tobillos con muchas dificultades durante la prueba pero de todos modos ganó, clasificándose a la final nacional.

En Mar del Plata, el sanrafaelino se compró una malla de dos colores (reversible).

La parte de las palmeras la usó para la serie y el otro lado de color azul (además de una camiseta de Boca) lo utilizó para la carrera decisiva donde en una infartante definición se quedó con la primera posición.

"Cosas lindas que me ha dado el atletismo", señaló.

Un sueño

Mientras espera la pista de atletismo que se está instalando en el Poli 1, anticipó: "Con la pista vamos a confirmar que somos los mejores de la provincia".

Un anhelo

A Florentino le gustaría en el futuro colaborar con algún boxeador, porque le gusta, pero sobre todo como homenaje a su papá que se destacó en este deporte.

Durante su juventud el popular Tino ganó títulos nacionales en todas las categorías
Florentino Correas joven.jpg


Comentarios