Deportes
Miércoles 07 de Febrero de 2018

Un remo del Cenard cedió y le provocó un corte en el ojo

Shula Gavilán aclaró que está bien. La jugadora de la Selección de Handball sufrió un corte en el ojo a raíz de problemas de infraestructura del Cenard.

Giuliana Gavilán, jugadora del seleccionado femenino argentino de handball, sufrió un accidente en el gimnasio de pesas del Cenard (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo), cuando la máquina cedió y le provocó un corte en un ojo.


La jugadora cordobesa fue trasladada a la Clínica Los Arcos, donde recibió cinco puntos de sutura.


Embed

"Les quiero llevar tranquilidad a mi familia, amigos y gente que se preocupó por mí. En el entrenamiento matutino de pesas, mientras hacía un ejercicio de remo, la máquina cedió y me golpeó en el ojo izquierdo. Al ver el corte y el sangrado, se llamó inmediatamente a la ambulancia para que me atendieran", comunicó "Shula" Gavilán a través de su cuenta de Twitter.

"Cuando llegó la ambulancia, junto con el cuerpo técnico decidimos que se me traslade a la Clínica Los Arcos, a través de la obra social del Enard, y aprovechar que ahí hay un cirujano plástico, ya que por el lugar donde fue el corte no queríamos que me quedara una cicatriz importante por los puntos", relató la pivote.

Gavilán admitió los problemas de infraestructura en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard), aunque aclaró que se encuentra bien de su lesión.

"Más allá del susto y del mal momento, quiero contarles que estoy bien, aunque estas cosas no tendrían que pasar entrenando a este nivel. Hoy mismo viajo a Córdoba a recuperarme en mi casa y espero volver en poco más de una semana para seguir la preparación con La Garra", como se conoce al seleccionado albiceleste femenino de handball.

"Si bien la situación se podría haber resuelto mejor en el propio Cenard y espero que en un futuro cercano se corrija para el bienestar de todos, las cosas terminaron bien y quiero llevarles tranquilidad a todos", concluyó la jugadora del seleccionado conducido por Eduardo Peruchena.