Deportes
Domingo 27 de Mayo de 2018

Una atleta que va en pleno ascenso

Revelación. En apenas tres temporadas compitiendo, Elina Altamiranda ha protagonizado grandes actuaciones. Su especialidad son los 10 kilómetros, pero este año debutará en el K21 del Cañón del Atuel

Con apenas 22 años, Elina Altamiranda es una de las grandes promesas del atletismo de San Rafael. Ama la montaña, por eso se destaca en las competencias de trail.

Sus primeros pasos fueron hace tres años, aunque lleva un año y medio entrenando junto a su novio Facundo Moyano con mayor seriedad y compitiendo en grandes eventos.

"Me gustó siempre, desde chica cuando miraba carreras por televisión me imaginaba compitiendo. Me distancia preferida son los 10 kilómetros. Y lo que más me gusta es el trail", destacó.

Gran temporada

Este año Elina ha participado en seis competencias, consiguiendo muy buenos resultados.

Altamiranda estuvo presente en la posta del Tetratlón, corrió la media Maratón Internacional de Mendoza, la tradicional Optitech (en Valle Grande), la "Carrera del Vino", otra competencia en la capital mendocina y la más reciente el K21 en Potrero de los Funes.

En Valle Grande y en la provincia de San Luis fueron las carreras donde mejor se sintió.

"Mientras la competencia tenga más subida, mejor para mí", afirmó.

Allí radica una de sus virtudes, su performance en las subidas. Mientras que el punto débil es la velocidad en el llamo.

"La cabeza me funciona bien en la montaña, pero en la ruta todavía tengo que trabajar porque me cuesta".

Lo que viene

El calendario de Elina marca que sus próximas competencias serán el Desafío al Cerro Victoria y el K21 en el Cañón del Atuel.

En esta prueba debutará en los 21 kilómetros.

Al respecto su entrenador, que además es su novio, puntualizó: "Yo le planifico los trabajos y la verdad están dando resultados. El mérito es de ella por las ganas y el nivel que ha alcanzado en tan poco tiempo".

Este año en el Tetra de El Nihuil vivió un momento bastante especial ya que se descompuso y estuvo a punto de abandonar.

"Fue un día con mucho calor y salió demasiado rápido; eso influyó para que tuviera algunos inconvenientes, pero se recuperó y pudo seguir", explicó Facundo.

Añadió que "como ella compite en 10 kilómetros a veces no tiene en cuenta el tema hidratación que es fundamental".

A Elina y a Facundo los unió el atletismo. Si bien ya se conocían porque sus padres son amigos, la relación comenzó por el deporte.

"La primera vez que salimos me invitó a correr", confesó ella. "Siempre la veía que corría sola, así que un día me decidí y la invité", afirmó él.

Comparten la misma pasión, por eso tratan de competir en las mismas carreras. Ambos tienen mucho futuro en el atletismo.

Comentarios