Deportes
Domingo 06 de Mayo de 2018

Una mezcla de pasión y talento

Se llama Gisela Bravo, tiene 29 años y hace dos temporadas que practica mountain bike. Este año ha conseguido tres importantes victorias. Va por más

Con apenas un par de temporadas pedaleando Gisela Bravo ha conseguido grandes resultados en diversas competencias de mountain bike a nivel provincial y nacional.
Sus inicios en el deporte fueron en las pruebas combinadas, específicamente en los duatlones (el pedestrismo era su fuerte por sobre el ciclismo de ruta).
"En los duatlones era una más del montón. Ahora en el mountain bike me destaco un poco más y veo que el esfuerzo tiene recompensa".
Una gran decisión
Hace dos años surgió la posibilidad de cambiar la bicicleta, momento clave en la vida deportiva de Gisela.
"Me pude comprar una bici de carbono, empezó a gustarme la montaña, los resultados acompañaron así que dije 'esto es lo mío'", explicó.
Hasta el momento está protagonizando una gran temporada con notables actuaciones.
Comenzó el año ganando en la provincia de San Luis, luego se impuso en una prueba que se llevó a cabo en Tunuyán y posteriormente subió al primer escalón del podio en el Manzano Histórico.
El gran desafío del año era correr en Río Pinto, la competencia de ciclismo de montaña de mayor convocatoria a nivel nacional.
"Iba con muchas expectativas, me preparé durante cinco meses con la intención de quedar entre las diez primeras de la general", señaló.
Debido a un par de contratiempos la sanrafaelina arribó sexta en su categoría (damas A) y 18° en la general femenina.
"Más allá de lo que pasó durante la carrera pude terminar en una buena posición, estoy muy feliz y con muchas ganas de volver el año que viene", señaló.
El año pasado la biker de San Rafael compitió por primera vez en Río Pinto, cumpliendo una destacada actuación en la prueba cordobesa ya que finalizó 4° en la categoría elite y 17° en la general femenina.
Apasionada por este deporte Gisela destacó cuándo realmente lo disfruta. "En el momento de la carrera no tanto, es más sufrís un poco. Pero cuando llegas te pones a pensar el esfuerzo que hiciste y te llenas de alegría".
Por último la atleta de 29 años compartió su máximo anhelo.
"Me encantaría ganar Río Pinto. No es imposible pero la verdad es que no sé hasta cuándo voy a competir. El año pasado dije que me retiraba y acá estoy".
Con muchos objetivos a la vista ella sigue pedaleando con las ganas y la pasión de siempre. Consiguiendo muy buenos resultados en eventos de marcada relevancia. Eso la ha convertido en la grata revelación de la temporada.

Vivió una verdadera odisea pero llegó

Este año el Desafío al Valle del Río Pinto puso a prueba a Gisela Bravo, ya que vivió dos momentos bastantes complejos.

A pocos metros de la largada un hombre se cayó, una chica lo siguió y al no poder esquivarla Gisela también fue al piso.

"Me lastimé un poco la rodilla pero me recuperé rápido y pude seguir", contó.

Cuando faltaban cinco kilómetros para la llegada pinchó la rueda trasera.

"Fue raro porque de repente no sé por qué motivo se desinfló la rueda y quedó en llanta.

La inflé un poco y seguí pero no aguantó mucho y se volvió a desinflar. No me quería volver a bajar para no perder más tiempo así que me paré en los pedales para hacer contrapeso, seguí y gracias a dios pude llegar", recordó.

Comentarios