Deportes
Miércoles 06 de Diciembre de 2017

Una travesía está a punto de comenzar

Cuenta regresiva. Integrantes del Club Andino Sosneado partirán el jueves hacia el Parque Provincial Aconcagua. De las doce personas, cinco de ellos intentarán llegar a la cumbre del "Techo de América"

Por tercer año consecutivo integrantes del Club Andino Sosneado realizarán una expedición al Aconcagua. En esta oportunidad serán doce (sólo dos damas) y cinco de ellos planean llegar a la cumbre.

Los guías que estarán a cargo del grupo serán Diego Leccese y Vito Magni. Ambos con mucha experiencia y con gran cantidad de cumbres en su haber. También viajará Ezequiel Difabio (futuro guía).

La travesía comenzará este jueves y, según lo planeado, ese mismo día la delegación arribará a la zona de Confluencia.

Preparación

Sobre la puesta a punto para afrontar el gran desafío, Diego Leccese comentó: "Además de salir a correr y andar en bicicleta hemos hecho hincapié en caminar y probarnos en la montaña. Entrenar en la montaña es clave dentro de la preparación. Vale recordar que muchos de los chicos que viajan llevan un proceso de varios años dentro del club".

Hoja de ruta

La expedición tendrá una duración total, para los que alcancen la cumbre, de trece días.

Una vez instalados en Confluencia (3.300 metros sobre el nivel del mar) el grupo se trasladará a Plaza Francia.

Tras dormir en Confluencia el próximo paso será llegar a Plaza de Mulas (4.400 msnm).

Según lo planificado por los guías el día siguiente será de descanso.

Teniendo en cuenta la altura, poco a poco comenzará el proceso de aclimatación, por eso los andinistas subirán el Cerro "El Bonete".

Posteriormente bajarán hasta Plaza de Mulas. Luego será el momento de "portear" el equipo y la comida, paso previo al intento de cumbre.

La ruta hacia los 6.960 metros continuará por Nido de Cóndores, Cólera y la finalmente la cumbre del Coloso de América.

Momentos previos al viaje, Diego compartió sus sensaciones. "Siempre una expedición así genera adrenalina. Más aún cuando en esta oportunidad nosotros somos los encargados de la logística como así también la contratación de los servicios".

Además, Leccese señaló: "Siempre este tipo de travesías genera incertidumbre. Y lo más importante es la responsabilidad que uno tiene de guiar. Eso estresa un poco y en cierta forma es lo que no se disfruta".

Consejos

A medida que transcurre el tiempo previo al viaje los protagonistas acuden a los guías en busca de diverso tipo de recomendaciones.

En algunos casos las dudas se presentan y el guía pasa a cumplir un papel fundamental en la decisión final.

"Lo más importante es estar convencido ya que te puedo dar consejos pero la decisión es personal. Ir hasta donde puedas ya es una linda experiencia", destacó.

"En realidad el grupo que comenzó a trabajar para viajar al Aconcagua este año era más grande pero por temas personales, laborales y de no sentirse preparados fueron desistiendo", aclaró Leccese.

El martes en las instalaciones del club se realizó la última reunión previa a la gran aventura.

Los temas que se trataron fueron: definir el equipo, cuestiones relacionadas con la comida, repasar el itinerario, la logística y sobre todo terminar de consolidar al grupo. Además de evacuar todas las dudas que surjan.

"Ninguna cumbre es imposible si elegís a Dios como tu guía", esa frase está en la cruz ubicada en la cima del Aconcagua.

Ojalá que todo salga bien y los sanrafaelinos puedan leerla.

Comentarios