Economía
Martes 22 de Enero de 2019

"Con estos costos el kilo de pan debería salir más de 100 pesos"

Así lo indicó Marcelo Martínez dueño de Le Boulanger. Aceptó que las panaderías están en una situación crítica.

El 2018 no fue un año benévolo para el sector que sufrió un fuerte incremento en el costo de la bolsa de harina, que no se trasladó en su totalidad al precio del pan y el resto de los manufacturados. Además la suba en los servicios y el incremento de los sueldos conspiraron contra el margen de ganancias de estos comercios.

Es que el valor de la bolsa de harina aumentó considerablemente. En enero del 2018 se pagaba $250 y 11 meses después el valor ascendió a los $900, lo que significó un incremento de casi el 300% que se debe pagar a 20 días de entregada la bolsa.
En ese mismo período el precio del pan por kilo subió de $40 a $70, que significó un incremento por debajo del 100%, muy lejos del precio de la harina.
Además hubo otros componentes que pusieron en jaque a esta actividad comercial, entre ellos la suba de los servicios (gas y luz), más el salario de los trabajadores que se ajustó por efecto de la inflación.
En cuanto al gas, fue el aumento más significativo, ya que "en dos años pasamos a pagar facturas de $1.200 a $20.000 y eso incide también en los márgenes de ganancia", dijo Marcelo Martínez, dueño de la panadería Le Boulanger.
Pero lo más complicado fue el aumento de la harina debido al año de sequía que sufrió el campo, que no cosechó trigo como en el pasado. "Esto hizo disminuir la oferta del producto y subió el valor. Además hubo un componente inflacionario importante que ayudó a que la bolsa pasara de $250 en enero de 2018 a $900 en diciembre del mismo año".
Esta situación generó crisis en el sector y muchos comercios como Le Boulanger que tienen más de 20 empleados empezaron a hacer malabares para sostener el negocio. "La pedaleamos como podemos, hacemos planes de pago, nos atrasamos en algunas cosas y vamos sacando dinero de donde podemos", señaló el comerciante.
Para el 2019 avisoró una mejora en el sector porque habrá mayor oferta de harina. Eso sí, aseguró que "los precios no van a bajar pero esperamos menos aumentos tan seguidos como en el 2018".

Comentarios