Economía
Sábado 12 de Mayo de 2018

Empresas y bancos salen a recomprar sus acciones

Las operaciones son para dar una señal de fortaleza de la volatilidad financiera.

Para dar una señal de fortaleza en medio de la volatilidad financiera, empresas energéticas y agropecuarias, y entidades bancarias salieron a recomprar parte de sus acciones en el mercado, trascendió este sábado.

Esta decisión, que podrían adoptar otras compañías argentinas en las próximas semanas, apunta también a defender el valor de sus papeles, aprovechando que cuentan con la liquidez necesaria para realizar esas operaciones.

Banco Macro, Pampa Energía, Transportadora Gas del Sur y Cresud ya le comunicaron la decisión a la Comisión Nacional de Valores (CNV) y a la Bolsa de Comercio porteña.

En el caso del Macro será por hasta $4.500 millones y la entidad sostuvo que basó esa decisión en su "fortaleza patrimonial", la liquidez con la que cuenta y como estrategia para proteger el valor de la acción.

"Este programa de recompra de acciones fue decidido dado el actual contexto de volatilidad que presenta el mercado Nacional e internacional, y en la fluctuación que viene experimentando el mercado de capitales en general, que ha impactado fuertemente en los precios de la acciones locales, incluyendo el precio de cotización de las acciones de Banco Macro", indicó la entidad en un comunicado.

Dijo que busca "minimizar los posibles desequilibrios temporales que pueda haber entre la oferta y la demanda en el mercado, y en virtud del excesivo costo de capital que arrojan los actuales precios de cotización".

La cantidad máxima de acciones objeto de la adquisición será de hasta el 4,5% del capital social de Banco Macro.

El precio máximo a pagar será de hasta $158 por cada papel y la medida tendrá vigencia por los próximos 40 días hábiles a partir de su comunicación a la CNV, pudiendo el plazo ser renovado.

En el caso de Transportadora de Gas del Sur, se aprobó un programa de recompra de acciones propias con el que procuran defender el valor del papel ante las turbulencias financieras internacionales, por hasta $1.700 millones.

La decisión se suma a la de otras compañías como Pampa Energía y Cresud, que también salieron a recomprar acciones con el mismo objetivo.

TGS justificó su decisión ante la "distorsión evidenciada entre el valor económico de la Sociedad, medido por sus actuales negocios, y los derivados de proyectos en desarrollo, y el precio de la cotización actual de sus acciones en el mercado, se genera un desmedro a los intereses de sus accionistas".

Su Directorio aprobó llevar a cabo la adquisición de acciones propias ante la "sólida posición de caja e inversiones con la que cuenta" esa transportadora de energía.

En el caso de Pampa, ya adquirió 86.000 ADRs (papeles que cotizan en la Bolsa de Nueva York) propios por unos 4,6 millones de dólares.

La compañía liderada por Marcelo Mindlin dijo que adoptó la decisión tras advertir una "divergencia entre las valuaciones de los activos de la sociedad y la cotización de la compañía en el mercado".