Economía
Lunes 05 de Febrero de 2018

Es grave el problema de los taponamientos en canales de riego

Esta semana hubo uno enorme en el canal Toledano. Cortaron un árbol para armar un pequeño dique. La falta de agua genera inconvenientes en la producción.

La intensa ola de calor volvió a atraer a los bañistas que taponan los canales de riego para refrescarse. Esta semana se produjo un hecho gravísimo en el canal Toledano cuando unas 50 personas taponaron el curso y armaron un verdadero dique con parte de un árbol que fue talado.
El canal estuvo tapado durante 12 horas y los regantes aguas arriba perdieron su turno y deberán esperar una semana más para volver a usarlo.
Esta postal se repite todos los veranos en mayor y menor medida. Producen daños, en esta ocasión se rompió un "canoa" de hormigón que estaba en el interior del cauce, y trastornos para los inspectores y productores que no pueden usar el agua.
El hecho ocurrido en El Toledano y Muñoz colmó la paciencia de las autoridades de Irrigación, que tuvieron que alquilar máquinas para despejar el cauce. El inspector Walter Santacate explicó que "este tapón produjo daños importantes que deberán ser solventados con el dinero de los regantes, además de una pérdida de agua incalculable que se desbordó por el asfalto".
Santacate contó que "había entre 50 y 60 bañistas disfrutando de un lago propio que se armó con la tala de un árbol e infinidad de escombros".
Esta situación se repite en muchos sectores de la ciudad y de los distritos. En el pasado la gente se acercaba a los canales marginales urbanos, ahora taponan cualquier curso de riego, explicó Walter Matiucci, responsable de la distribución del recurso que proviene del Diamante.
El funcionario estimó que "son uno o dos tapones diarios en los principales canales de riego" y agregó que "la semana pasada descubrimos otro importante en Rama Caída donde la gente colocó grandes neumáticos para armar una pileta".
La pérdida, según el personal de Irrigación "es muy importante sobre todo para los regantes que deberán esperar una semana para un nuevo turno cuando en esta época el agua es indispensable para la producción".
En este contexto, con un gesto de bronca en la cara, Santacate pidió perdón a los productores por la falta de agua y dijo que "somos la Policía del Agua pero para que llegue a los productores no para que nos insulten y amenacen cuando los invitamos a salir del canal".
Ambos funcionarios no se oponen a que la gente se refresque en las aguas de los canales pero sí están en contra del vandalismo y de los cortes.
"No podemos tener a un inspector todo el día en los cauces para impedir los tapones, esto es un cambio cultural que debemos impulsar", dijo Matiucci.
taponamiento canales.jpg

Comentarios