Lunes 13 de Noviembre de 2017

Impulsan crear una oficina municipal de adopción

La Legislatura ya aprobó que los municipios puedan tener una oficina que trabajaría en coordinación con el Registro Único de Adopción. Buscan contener a los adoptantes y al niño para su vinculación.

En el Concejo Deliberante ha ingresado un proyecto de ordenanza, actualmente está en la comisión de presupuesto, para crear una oficina municipal de adopción que ya tiene el aval legal de la Legislatura Mendocina que aprobó un proyecto de ley al que ya adhirieron las municipalidades de Guaymallén y San Martín.

La iniciativa nació hace tres años cuando la entonces concejal, ahora diputada, Maria José Sanz, comenzó a proyectar la ordenanza y ahora su correligionaria Gisela Caballero continuó con el proyecto.
La idea es crear un espacio de contención para los padres que inician el trámite y pasan años sin poder concretarlo. Esta oficina no determinará políticas de acción y deberá trabajar junto al Registro Único de Adopciones (RUA) que funciona en la capital de la provincia. Además el contacto deberá ser fluido con el equipo interdisciplinario de los Juzgados de Familia.
El gran inconveniente que tienen los padres adoptantes es la lentitud de los procesos y muchos desisten por las esperas lo que genera ansiedad y desánimo.
Además existe un factor fundamental que es la edad de los chicos a adoptar. Es que muchos padres se anotan para conseguir bebés y cuando estos crecen ya no los quieren adoptar. Derribar ese mito es una de las tareas que tendrá la oficina municipal para preparar padres y niños en una futura vinculación.
Las cifras son elocuentes, en Mendoza hay 74 niños con posibilidades de ser adoptados y 620 padres pretensos adoptantes. La mayoría de los chicos tienen entre 6 y 12 años y muchos son hermanos.
"Crear esta oficina supone dar un paso hacia adelante con profesionales que ya tiene el Municipio y pueden crear un ámbito para que los padres puedan manejar sus ansiedades y se sientan contenidos en el proceso de adopción", dijo la diputada María José Sanz y agregó que "además pueden actuar en el proceso de vinculación entre el niño y la futura familia".
Por su parte Gisela Caballero argumentó que "tener un equipo preparado no supone mayores gastos e incorporación de personal porque el Municipio tiene profesionales muy entrenados para esta tarea" y agregó que "en Alvear ya se aprobó una ordenanza similar".,
El objetivo es que los padres que deseen adoptar tenga un espacio que los ayude con los trámites y que los contenga con los tiempos de espera que no son fáciles de soportar.
En ese sentido la diputada Sanz anticipó que "vamos a presentar un proyecto de ley para que el RUA tenga una delegación en el sur mendocino y que las familias no tengan que viajar a la capital cada vez que se las cite para una reunión".

Comentarios