Mendoza
Domingo 16 de Diciembre de 2018

Carta de un padre a sus hijas desde el más allá

Hugo Fagale murió de cáncer en 2017. Casi un año después, Betina se puso a revisar sus escritos en una PC y el primero que abrió estaba dirigido a ella y a su hermana.

Dejó pasar un tiempo, más de un año, y después comenzó a revisar con calma las cosas de su padre. Hugo había muerto el 21 de septiembre de 2017 y su hija Betina, que además de sufrir la pérdida había tenido que dar su propia lucha contra el cáncer, decidió esperar un tiempo para revisar las cosas que su padre había dejado guardadas en una computadora.

"Mi papá siempre fue de escribir. Creo que yo elegí esta carrera (Comunicación Social) por influencia de él. Entonces, tenía muchísimos escritos guardados en su computadora. Y yo, cuando ya estaba enfermo y no la usaba, tuve la precaución de pedirle todas las claves y guardarlas", cuenta Betina Fagale (44), que hace años trabaja para el área de Prensa del Gobierno provincial.

Hugo Fagale vivió 73 años intensos y felices, más allá de algunas épocas difíciles como "la del Proceso (1976-1982), en donde la pasamos muy mal", dice Betina.

Los últimos 20 años de su vida laboral había tenido almacén, como anexo de la misma casa donde vivía, en el barrio Bancario, de Godoy Cruz. Obviamente, era "el almacén del turco", por su origen libanés.

Había hecho la secundaria en la Escuela Militar, después había comenzado Abogacía, luego intentó con Medicina y pasó por el seminario de Lunlunta, hasta que este cerró.

Su primer trabajo fue el de viajante, como su padre. Hugo se casó con Estela y al tiempo nació Betina. Después la familia se radicó en Santa Cruz y él se convirtió, temporalmente, en trabajador del petróleo.

Los Fagale regresaron a Mendoza para el nacimiento de Graciela, la segunda hija, y el hombre comenzó a trabajar en compañías financieras. Finalmente, puso el almacén y se jubiló allí al final de su camino laboral.

"Mi papá siempre fue de leer y escribir mucho. Yo creo que elegí la carrera por influencia de él. Tenía muchos escritos: reflexiones, cuentos, meditaciones, cosas muy bellas", recuerda Betina.

En marzo de 2017 le descubrieron cáncer de pulmón. "Era un cáncer terminal, estaba todo tomado, así que solo hizo cuidados paliativos contra el dolor", recuerda su hija mayor.

Hugo murió seis meses después. "En ese tiempo a mí me diagnosticaron cáncer nuevamente y no me puse a mirar las cosas de mi papá. Pero ahora, cuando ya estoy bien y hasta volví a trabajar, me dieron ganas de revisar lo que tenía mi papá en su computadora", dice Betina.

Hace unos días ingresó a la PC de Hugo. "Encontré un montón de archivos muy bellos escritos por mi padre. Pero el primero que abrí fue uno que decía: 'A mis hijas'. Fue tremendo, se lo mandé a mi hermana y después le pedí permiso para publicarlo en mi Facebook...".

Betina se vuelve a emocionar. "Es como revivir a mi papá y poder, ahora, despedirlo con tranquilidad", asegura. En su posteo se lee: "Hace poco más de un año que te fuiste de esta tierra a visitar otros mundos y animándome a revisar tus cosas encontré tu mensaje, Hugo Fagale. Sé que estás desde tu lugar sonriendo y asintiendo porque, tal como lo planeaste, encontramos tus palabras para nosotras, tus hijas. Y hoy quiero que el mundo las lea porque fuiste un viejo sabio y me enseñaste mucho, porque te extraño como nunca, pero te llevo dentro mío siempre".

PALABRAS PARA GUARDAR CARTA.jpg
Fuente: Diario UNO de Mendoza