Mendoza
Viernes 03 de Agosto de 2018

Colocarán 180.000 medidores de agua en hogares mendocinos

El plan del Gobierno es instalar esa cantidad de aparatos para controlar el consumo y las pérdidas del sistema.

Desde el Gobierno afirman que se invertirán 120 millones de dólares para optimizar integralmente la red de agua potable del Gran Mendoza, que incluye la colocación de 180.000 medidores domiciliarios (en total hay 245.000 usuarios) y la detección de pérdidas y conexiones clandestinas. AYSAM estima que se pierde casi la mitad del agua potable que se inyecta en la red.

"Implementaremos un sistema de medidor casa por casa, y queremos ejecutarlo, no como antes, que se dijo que se compraron 70 mil medidores pero nunca se colocaron", dijo un encendido Alfredo Cornejo después de firmar el convenio para el inicio de la construcción de los colectores Paramillo y Boedo Ponce. "Nos vamos a animar a medir el agua casa por casa, empresa por empresa, y que cada uno pague según su consumo. Así vamos a ahorrar agua y optimizar el uso como lo necesitamos", enfatizó el gobernador.

Fuera del discurso y al ser consultado sobre los detalles concretos y reales de este proyecto, el titular de AYSAM, Richard Battagion, indicó que el anuncio corresponde "a un proyecto para medir y reducir aguas no contabilizadas".

Los números sorprenden. "De los 7 metros cúbicos por segundo con los que estamos alimentando la red, el 50% de ese total no lo estamos entregando, se pierde en la red, por pérdidas de la red o por conexiones ilegales. El agua que le quitamos al río en medio de una crisis hídrica, que no llega a los domicilios y que tampoco estamos facturando", dijo Battagion. El proyecto, que "ya está acordado en forma preliminar y ahora se están puliendo detalles", pretende subdividir o segmentar la red de agua potable del Gran Mendoza en 45 subcuencas, que permitan un mejor control y mejor mantenimiento de la presión en la red.

Se pretende establecer un solo ingreso de agua a cada subcuenca y allí tener una macro medición. Luego se colocarán medidores domiciliarios para una micro medición "y así poder cotejar la cantidad de agua que ingresa al área y cuánta llega al domicilio. De esta forma podemos controlar las pérdidas de la red y confirmar que no haya conexiones ilegales", dijo el funcionario.

Cada distrito o subcuenca tendrá entre 5.000 y 7.000 usuarios y el control de la red permitirá regular la presión. "Hoy la presión aumenta por la noche y eso hace que se produzcan pérdidas en la red", apuntó.

Desde AYSAM se sostuvo que teniendo macro medición en los pozos, en las plantas y en las subcuencas, sumado a la colocación de los medidores domiciliarios, "podemos saber cuánto producimos, cuándo entregamos y cuánto consumo tiene cada cliente", expresó Battagion.

battagion.jpg
Richard Battagion.
Richard Battagion.

Todo el proyecto tiene un presupuesto de 120 millones de dólares. "Está muy avanzado y en estos momentos estamos trabajando sobre el acuerdo específico del pliego y nos encontramos ajustando detalles para saber qué papel va a jugar la fibra óptica en esto. En principios sabemos que habrá una micro medición del uso y por eso llamamos a esto gestión digital del agua", dijo.

En este plan habrá "un cambio de 45.000 conexiones que tienen pérdidas y la colocación de 180.000 medidores domiciliarios en esta primera etapa", detalló.

Fuente: Diario UNO de Mendoza