Mendoza
Jueves 13 de Septiembre de 2018

Cuáles son los municipios que darán aumentos y bonos

Tras hacerse conocido que Capital incrementará salarios, varias comunas dieron a conocer la misma decisión

Algunas comunas ya tienen previsto aumentos salariales y bonos no remunerativos como parte de un plan de mejora que repercuta en los haberes de sus empleados, debido a la alta inflación que sufre el país.

Capital, Godoy Cruz y Maipú, del Gran Mendoza, son las que han previsto una mayor ayuda económica para los próximos meses.

También Guaymallén se suma a esta movida salarial que tiene como fin equiparar los números de los haberes con el alto costo de vida.

En Capital, el intendente Rodolfo Suarez dispuso, a través de un decreto un aumento de las remuneraciones de los agentes municipales del 5% a partir de septiembre.

También aumentó el valor de los vales alimentarios en 5% y se suma un estímulo excepcional no remunerativo no bonificable de $3.000 para los meses de octubre y noviembre y de $5.000 a cobrar el 3 de enero del año que viene. En total son $11.000 en bonos especiales.

"Hemos contemplado el proceso inflacionario que vivimos en el país, y en un comienzo habíamos pensado en un 15% en función de la inflación, pero la realidad dice que no es así, por lo cual aumentamos el monto. Los empleados municipales hacen su trabajo muy bien por eso dispusimos el aumento", explicó el jefe de la comuna de la ciudad de Mendoza y aclaró que la medida no alcanza a los funcionarios.

Dijo que el aumento es posible porque hay un control de las cuentas, "del gasto corriente, que personalmente lo hago yo. Por ello tampoco se para la obra pública y se sigue cumpliendo con los proyectos ya estipulados", aseguró.

Un esfuerzo
También Tadeo García Zalazar, intendente de Godoy Cruz, confirmó a Diario UNO que hasta el momento se ha realizado una recomposición salarial del 25%, entre ítems remunerativos bonificables y aquellos que no son remunerativos.

"La idea es hacer un esfuerzo para el trimestre que viene, para mejorar el salario de los trabajadores, acorde al índice oficial de inflación, es decir de septiembre a diciembre queremos que la recomposición alcance un 42%, incluido los bonos de fin de año", comentó.

Añadió que lo que estarían aplicando sería una cláusula gatillo "que implica un acompañamiento del índice de inflación para que no se deteriore el salario de los empleados municipales".

En Maipú, a los empleados además de haber acordado en paritarias un incremento del 16% en dos tramos, se les otorgó un no remunerativo de $2.000. A esto se suma otro monto de $4.500 a pagar en tres veces (octubre, noviembre y diciembre). Se entregará además un premio por paritaria el 4 de enero de 2019 desde $2.400. Fuentes municipales estimaron que el incremento salarial para una familia casada y con dos hijos rondará el 40% más con respecto a la paritaria anterior.

En Guaymallén, desde junio vienen realizando una actualización que consiste en la asignación de clase que se equipara con la misma que tiene Capital. Esa actualización suma un 5% más en los haberes, y bonos de $1.500 en agosto y octubre.

Los empleados del municipio de Las Heras percibieron un aumento del básico según la paritaria provincial y quedó en $5.614. Este incremento fue reforzado por un bono no remunerativo ni bonificable de $900 para las clases A y B, de $700 para las clases C, D y E y de $600 para las clases F, G, H e I, para septiembre, octubre y noviembre.

"Con esta política salarial se compensa a las clases más vulnerables ya que en la estructura de otorgamiento de bonos nunca se incluyó a los funcionarios, los cuales además no perciben viáticos para las gestiones fuera de la provincia desde abril de este año", indicaron fuentes del municipio. También aseguraron que ya se ha convocado a los sindicatos para tratar el último tramo de aumento salarial a partir de octubre de este año.

En el gobierno provincial el aumento es mes a mes, por cláusula gatillo. Es decir, va de la mano al porcentaje de inflación que marcan el Indec y la DEIE (según cada gremio y su acuerdo paritario). De este modo a fin de mes el salario del empleado público debería quedar aparejado a la inflación anual.