Mendoza
Viernes 22 de Febrero de 2019

Doble crimen de las israelíes: Cómo es el día a día de Gil Pereg en la cárcel

Está alojado en el pabellón 3 del complejo San Felipe, presenta comportamientos alejados de la higiene pero que paulatinamente va cambiando.

Nicolás Gil Pereg se encuentra en el penal de San Felipe. Allí pasa sus días luego de haber sido detenido por las muertes de su madre y su tía.

En los últimos días fue noticia tras haberse orinado en media de una audiencia judicial y por haber maullado tras ser notificado de su prisión preventiva. Pero estas situaciones no difieren mucho del día a día que vive en prisión.

Según explicó el subdirector del sistema penitenciario, Gabriel Celedon, Gil Pereg se encuentra alojado en un sector especial por pedido especial de él.

El preso está alojado en el pabellón 3 del complejo San Felipe. Allí está bajo un programa de resguardo físico que tiene como objetivo evitar que se dañe a sí mismo o a terceros. Como parte de ello, también hay una junta de seguimiento conformada por psicológos y otros progfesionales que lo atienden de forma periódica.

Según explicó Celedon, Gil Pereg es sacado al patio de recreación tres veces al día y siempre sale sin que haya otros internos en el lugar. Asimismo, es entrevistado por la junta y suele hablar con personal de capellanía.

"Según el último informe, el mismo se encuentra orientado en tiempo y espacio. Podríamos hablar de una persona que es conciente, que dialoga y comprende", dijo Celedon a Radio Nihuil.

"A pedido de él mismo, ha pedido vivir en forma individual. Se le entiende lo que habla, se maneja con cierta dificultad", señaló.

Celedon contó que Gil Pereg ha tenido una evolución muy lenta en cuanto a su higiene pero evolución al fin. Un ejemplo de ello es que cuando llegó al complejo se negó a aceptar ropa y prefirió continuar con la que misma que llevaba al momento de ser detenido pero que finalmente él mismo pidió que le suministraran ropa.

En cuanto a su celda, tampoco conservaba la higiene del lugar pero "esto ha ido evolucionando y ha recibido elementos de higiene", explicó.

"Antes dormía en el piso, no aceptaba una cama. Ha tenido una evolución muy lenta. En el lugar de alojamiento tiene un baño", también narró Celedon pero no lo está usando siempre, según los informes de la Junta.

No obstante, a pesar de todas las dificultades, para el funcionario Gil Pereg podría ser considerado como "un interno dentro de los parámetros normales".


Fuente: Diario UNO de Mendoza

Comentarios