Mendoza
Jueves 03 de Enero de 2019

El arzobispo de Mendoza cerró el Monasterio del Cristo Orante

Marcelo Colombo decidió cerrar provisionalmente el lugar tras las denuncias de abuso sexual contra dos monjes.

El arzobispo de Mendoza, Marcelo Colombo, cerró el Monasterio del Cristo Orante, y el Arzobispado quedó a cargo del edificio en Tupungato, luego de la detención de dos monjes acusados de haber abusado sexualmente de un seminarista, hace varios años.

El hecho que estalló en los últimos días de diciembre de 2018, cuando los monjes Oscar Portillo y Diego Roqué fueron detenidos luego de un allanamiento en el Monasterio del Cristo Orante, ubicado en Gualtallary, Tupungato, tras la denuncia de abuso sexual realizada por un joven de 26 años que fue seminarista.

Por medio de un comunicado, Colombo indicó: "La pequeña comunidad de cuatro hermanos que allí viven han quedado sin sus responsables máximos", y sostuvo que "luego de hacer las consultas pertinentes, incluido el Consejo Presbiteral, y mientras se esclarecen los hechos sometidos a juicio, he tomado la decisión cautelar de cerrar preventiva y provisoriamente el Monasterio".

Dijo: "Los hermanos más jóvenes, apenas ingresados, regresarán a sus domicilios familiares y seguirán siendo acompañados espiritualmente en su búsqueda vocacional. Los hermanos mayores, uno profeso y otro novicio, ya sacerdote, vivirán en adelante en una comunidad parroquial a designar y podrán seguir discerniendo su llamado vocacional en un clima de contención espiritual".

En el comunicado, Marcelo Colombo confirmó que "la administración y gestión del Monasterio, ahora responsabilidad directa de la Arquidiócesis, y mientras continúe este doloroso estado de cosas, serán encomendadas a un sacerdote que desempeñará el oficio de Moderador diocesano del Monasterio del Cristo orante. Para eso, he elegido a Aldo Vallone, de vasta trayectoria ministerial y muy reconocido por su generoso servicio de distintas misiones pastorales".

"Recemos sobre todo por quienes están sufriendo a causa de hechos tan dolorosos, para que puedan transitar el camino de la verdad, y para que nosotros podamos hacerlo junto a ellos", y además reiteró su compromiso con la Justicia y su entera predisposición a la investigación.

Mientras tanto, la víctima, quien denunció haber sido abusado sexualmente por los dos curas a cargo del Monasterio del Cristo Orante, no se presentó el miércoles ante la Justicia. Había sido citado para ampliar su declaración, pero por recomendación de su psicólogo no lo hizo, debido a que no estaría en condiciones mental para afrontar esa situación.

Fuente: Diario UNO de Mendoza

Comentarios