Mendoza
Viernes 03 de Agosto de 2018

El empresario que no terminó la cárcel de Cacheuta también quiere ser "arrepentido"

Medios porteños indican que Juan Carlos De Goycoechea habría pedido colaborar en la investigación.

El empresario Juan Carlos De Goycoechea, uno de los empresarios detenidos por el escándalo de los cuadernos de la corrupción K y ligado a Mendoza ya que estuvo a cargo de la construcción de la cárcel de Caheuta, habría pedido colaborar con la justicia como arrepentido para aportar datos al expediente y mejorar su situación procesal, según reportaron medios porteños que citan a allegados a su defensa.

Goycoechea, del Grupo Isolux Corsán S.A., estuvo prófugo durante dos días, hasta que decidió entregarse este mediodía en los tribunales de Comodoro Py. Según la investigación, Goycoechea ordenó realizar pagos de Isolux a Roberto Baratta, segundo de Julio De Vido en el Ministerio de Planificació. Está acusado de entregarle bolsos con dinero desde el 19 de junio de 2008 hasta 6 octubre de 2015.

La defensa de Goycoechea busca alcanzar un acuerdo de colaboración con el fiscal Carlos Stornelli, que deberá ser homologado luego por el juez Claudio Bonadio. Algo similar a lo ocurrido con el ex chofer Oscar Centeno, quien se acogió a la figura de arrepentido y fue liberado.