Mendoza
Jueves 24 de Mayo de 2018

El Jury de Enjuiciamiento a magistrados, al banquillo de los acusados

Este tema fue uno de los puntos salientes de las XXIII Jornadas Nacionales de los Consejos de la Magistratura.

Uno de los puntos salientes de las XXIII Jornadas Nacionales de los Consejos de la Magistratura fue analizar el sentido y los procedimientos del tan polémico Jury de Enjuiciamiento a magistrados.

El Jury es el tribunal al que se elevan los pedidos de destitución de los jueces y fiscales.

Al estar compuesto por miembros del Parlamento (7 diputados y 7 senadores) y del Poder Judicial (los 7 miembros de la Suprema Corte), el Jury tiende a ser un tribunal que responde a los intereses de la política partidaria. Este es uno de los cuestionamientos que se hacen.

Así lo manifestó el ministro de Gobierno del gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo, Dalmiro Garay. También habló de la modificación (a su criterio positiva) que el Ejecutivo realizó sobre los procedimientos del Jury. Básicamente, incorporando la posibilidad de colocar sanciones intermedias, que no llevan al juez o fiscal a la destitución, pero sí le imponen una suspensión.

Sobre este aspecto, la senadora justicialista Patricia Fadel manifestó: "En los últimos tiempos el Jury ha pasado a ser como un tribunal de alzada. Antes el Jury era la última instancia para cuestionar los fallos de los jueces. En los últimos años, se pretende que el Jury sea el disciplinador", aseveró la legisladora provincial. También afirmó no estar de acuerdo con la instancia de las suspensiones. "El Jury no puede castigar el mal desempeño de un juez. Esto debería ser una tarea interna del Poder Judicial. La competencia del Tribunal de Enjuiciamiento debería limitarse a decir si se está o no de acuerdo con que un juez siga en sus funciones. No disciplinarlo".

Agregó, además, que si no se está de acuerdo con un fallo de un determinado magistrado, el camino correcto es la apelación de ese fallo y no un pedido de Jury.