Mendoza
Domingo 31 de Diciembre de 2017

En 7 años los gobiernos del PJ sumaron 30.000 personas a la planta de estatales

Las gestiones anteriores incorporaron casi 4.200 empleados por año. La incidencia salarial en el gasto total llegó al 61%

Cuando Julio Cobos (UCR) dejó el Gobierno provincial, la incidencia de los sueldos en el total de los gastos corrientes era del 56%.

La cifra se disparó en el 2015, pasando al 61%. Esto tiene una razón muy clara: entre 2007 y 2015 –durante las gestiones del PJ– la planta del personal del Estado sumó 30.000 empleados. Es decir que casi 4.200 personas por año se convirtieron en estatales.

Esto con la actual gestión tiende a revertirse, paulatinamente: en 2016 la incidencia presupuestaria de los sueldos fue del 58% y hoy es de 55%.

El del 2018 será el primer Presupuesto en 3 años que no se presenta con déficit –gastos mayores que ingresos– sino, por el contrario, esta pauta tendrá un superávit del 1,3%. Esto porque, según explicó el ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, se ha logrado bajar la cifra de gastos corrientes con respecto a los ingresos de la provincia.

Del total de las erogaciones corrientes, el 55% se va en pago de sueldos. Este componente se viene reduciendo, con algunos picos, en los últimos años.

"Lo que contempla el plan de Cornejo es bajar la incidencia del gasto corriente en relación con las inversiones. Dejar de ser una provincia con déficit corriente, para no tener que financiar con crédito el gasto en salarios", explicó el titular de la cartera de Hacienda.

En el 2015 el Presupuesto tenía 7% de déficit corriente por la diferencia entre ingresos y erogaciones.
"En el 2018, vamos a tener un superávit corriente de 1.040 millones de pesos", subrayó el funcionario.
La gran explicación de gastos corrientes es que entre el 2007 y el 2015 la planta de personal del Estado sumó 30.000 puestos de trabajo.

La incidencia del gasto en partida de personal pasó de 56% en 2007 a 61% en 2015.

Dentro del Presupuesto el componente sueldos es menor. "Hoy los empleados de planta permanente son 96.991, mientras que en el 2015 eran 98.786.

"Tenemos 1.805 empleados y 1.500 contratados menos", explicó el ministro. En este sentido, acotó que la reducción se ha dado por jubilaciones, jubilaciones anticipadas y retiros voluntarios. Esto explica el superávit en el presupuesto, que pasó de un rojo del 7% a un 1,3% positivo.

"Actualmente somos muy estrictos en no hacer incorporaciones. Las personas que ingresan al Estado lo hacen con el fin de no resentir la prestación de servicios", manifestó Nieri.

También explicó que en las únicas áreas que se permite ingresar gente es en Salud y Seguridad, nuevos policías y médicos o enfermeros.

En Educación, y por el efecto ítem aula y un control estricto de las licencias que se otorgan, han logrado no incorporar a tanto personal, porque se ha conseguido que los docentes con licencias o cambios de funciones vuelvan a las aulas.

"Este ahorro tiene un objetivo, que es la inversión en obra pública", manifestó Nieri.

Fuente: Diario UNO de Mendoza