Mendoza
Jueves 08 de Noviembre de 2018

Instalar el equipo de GNC está entre 32 mil y 39 mil pesos en Mendoza

Tras la nueva suba de los combustibles, con la que se acumuló un 70% de aumento en lo que va del año, el secretario de Energía de la Nación, Javier Iguacel, recomendó en Radio Nihuil la conversión de los vehículos nafteros a GNC, ya que en teoría cada vez habrá más gas en el país y se podrá ahorrar dinero a pesar del elevado costo de la instalación del equipo.

Luego de las afirmaciones del funcionario, distintos especialistas mendocinos coincidieron en que el ahorro es significativo si se saca un promedio de consumos. Afirmaron además que los equipos de gas nuevos han desarrollado tecnologías que permiten optimizar el gasto.

"Si pensamos que el litro de nafta súper quedó en $41, y el gas se consigue a $16 en algunas estaciones de servicio, estamos con una diferencia de $175 por día, ya que el consumo promedio es de 7 litros. Si lo multiplicás por 25 días, tiene un ahorro de $4.375 mensuales", explicó Hugo Lamy, presidente de la Cámara Argentina de Equipos de Gas.

En cuanto al costo de la instalación los equipos, depende de la generación que sean (4ª o 5ª), pero el piso está en $32.000 y el máximo llega a los $39.000.

gnc-3.jpg

Ese dinero, según Iguacel, se amortiza en el plazo de 12 meses, pero Lamy aseguró que puede ser incluso en menos tiempo.

"Cómo máximo, la instalación del equipo se amortiza en un año. Si el uso del vehículo es intensivo se amortiza en seis o siete meses. El promedio consume 7 litros de nafta por día y de esa manera se recuperará en menos de 10 meses", aseguró.

Además, pensando en optimizar el gasto para incrementar el ahorro, es necesario tener en cuenta variables como la presión de los neumáticos, el tipo de manejo, la temperatura del automóvil, y el uso de aire acondicionado, entre otros.

Requiere mantenimiento

Las principales dudas de los usuarios respecto de la instalación de los equipos de GNC tiene que ver con la teoría de que desgasta el motor más rápido que el combustible tradicional, por lo que muchos desisten de colocarlo.

gnc-2.jpg

Al respecto, el dueño del taller Megamecánica, Roberto Gómez, aclaró que los tubos de gas no causan daño en forma directa, pero como cualquier vehículo necesita un buen mantenimiento para conseguir el propósito que tiene.

"El ahorro de combustibles es significativo por el costo del GNC pero el tema es el mantenimiento, que no está claro en la gente. En cuanto al desgaste del motor, no es significativo, pero si no tengo la precaución de hacer un buen afinamiento, se puede complicar. Hay que hacer un mantenimiento a los 6 o 7 meses", aclaró.

Embed

Por otra parte, destacó que tanto los vehículos como los equipos de GNC evolucionaron en el último tiempo, por lo que cada vez se nota menos la diferencia en el andar, pero que de todas formas la potencia del auto se resiente, ya que proviene de las calorías y no es lo mismo lo que otorga la nafta que el gas.

"El GNC acompaña el movimiento y con la electrónica aplicada hace que sea muy eficiente. Se da el arranque y no se nota cuando pasa de nafta a gas el auto, es automático. Hoy todo se hace con sensores y de forma automática. La cantidad de combustible inyectada es la que precisa el vehículo", cerró Gómez.

Fuente: Diario UNO de Mendoza