Mendoza
Domingo 28 de Octubre de 2018

Jorge Nasisi, el mendocino de los $32.000 millones

Es uno de los encargados de gestionar el presupuesto para que la Justicia Federal funcione en todo el país.

Es contador. Tiene 65 años y es radical. Es mendocino. Aquí fue funcionario de la DGE y del Instituto de Seguridad Pública entre 2004 y 2008, pero desde 2016, en Buenos Aires, Jorge Nasisi es uno de los encargados de gestionar el presupuesto para que la Justicia Federal funcione en todo el país con los recursos humanos y técnicos en condiciones. Este año, esa suma es de $32.000 millones.

Nasisi es subadministrador general del Poder Judicial de la Nación y forma parte del Consejo de la Magistratura, organismo encargado no solo de evaluar y proponer a futuros jueces federales, sino de sancionar y hasta de abrir juicio a magistrados que hayan incurrido en conductas jurídicamente reprochables o reñidas con la ley. Como le pasó en 2002 al entonces juez federal Luis Leiva, quien fue destituido del Juzgado Federal 1 Penal y Electoral.

Hasta hace poco, su jefe fue Juan Carlos Cubría, hijo de la histórica y siempre polémica jueza federal con competencia electoral nacional, María Romilda Servini.

Por el despacho de Nasisi pasaron, pasan y pasarán peticiones "no de cargos: eso es materia exclusiva de la Corte", advierte, sino de dotar de equipamiento técnico e informático a los tribunales federales. Y esto incluye llamado a licitaciones, decidir sobre esos concursos y adjudicarlos o no, según cada situación, pero también auditorías. Y la liquidación y el pago de sueldos de 19.500 agentes de la Justicia Federal de todo el país (jueces, funcionarios y empleados) que trabajan en más de 700 oficinas.

"En este aspecto pasa como en Mendoza en mi época de funcionario: casi el 90% del presupuesto se destina al pago de sueldos", señala Nasisi, que también es parte de ese universo de funcionarios judiciales.

–¿Casi $28.000 millones al año?
–Algo así.

–¿Cómo es la distribución del presupuesto?
–El 60% se invierte en Buenos Aires y el 40% en el resto del país.

–¿Cuál es su trabajo específico?
–Administrar los recursos para favorecer el funcionamiento óptimo de los tribunales como lo relativo a edificios, tecnología, asignación de fondos, sueldos, auditorías...

–¿Sabe del colapso del Juzgado 2 y de la necesidad de habilitar el Juzgado 4 en Mendoza? ¿Las soluciones están en marcha?
–La Cámara Federal de Apelaciones ya hizo los pedidos respectivos y estamos avanzando. En general, hay muchos juzgados con muchas causas. Los juicios por la Reparación Histórica impactaron seriamente en la operatividad del sistema y estamos atendiendo las consecuencias.

–Y de la Justicia Federal de Mendoza, ¿qué noticias le llegan?
–Que hay necesidades edilicias que estamos resolviendo, entre otras. Y que hace un año la Cámara Federal de Apelaciones estaba desintegrada, lo que complicó mucho la actividad. Había solo 1 de 6 jueces. Ahora, esta situación se ha revertido y desde aquí acompañamos este proceso.

–¿Cómo impactó la inflación?
–Afectó las arcas del Poder Judicial de la Nación, especialmente en los meses en que el dólar estaba desbocado. Algunas licitaciones se complicaron desde abril a septiembre. Se resintió la disponibilidad de bienes y servicios, más los de origen extranjero. Los precios, si los había, parecían de otro planeta y algunos concursos de precios se cayeron. Proveedores de insumos informáticos renunciaron por cuestiones de stock o de precios. Ahora la situación se estabilizó y el impacto negativo no fue tan alto como creímos.

–Más allá del reciente plan de la UCR para que todos los magistrados paguen Ganancias (no fue incluido en el Presupuesto 2019), ¿cree que deben tributar?
–Todos deberían pagar Ganancias. Siempre pensé así.

perfil jorge nasisi.jpg