Mendoza
Viernes 14 de Diciembre de 2018

La hija del Chacal de la Cuarta denunció a su madre como partícipe y encubridora

Se trata de Cecilia Lucero, quien tuvo 7 hijos-hermanos con su padre biológico. Nueve años después de conocerse el tremendo hecho, ahora carga contra su madre.

Cecilia, la hija del tristemente célebre Chacal de la Cuarta, quien tuvo siete hijos-hermanos producto de las violaciones de su padre, busca cerrar una tapa en su vida y denunció a su madre por haber sido partícipe y encubridora de los abusos sistemáticos que sufrió durante 30 años.

Embed

"Ella sabía todo, desde el principio. Yo tenía 7 años cuando ella vio algo e hizo un escándalo, pero después no pasó nada y ella siguió" con su marido, Armando José Lucero, quien en el 2009 se hizo conocido como el Chacal de la Cuarta Sección, debido a que vivían en esa parte de Capital cuando se supo públicamente que había tenido 7 hijos-nietos con una de sus hijas biológicas.

"Quedó en la nada eso. Los abusos siguieron y empeorando porque yo tenía 11 años cuando me violó por primera vez y así tuve a mi hijo a los 15 años", relató Cecilia Lucero, quien hoy tiene 44 años y su hijo mayor 29 años.

A pesar de haber sido sometida sexualmente por su padre desde los 4 años, antes de empezar a ir al jardín, hasta los casi 36 años, Norma Ortubia, su madre, la culpó siempre. "Ella no paró más, siempre me insultó, siempre la culpa fue mía, siempre era yo la que provocaba a mi papá, y hasta maldijo el día en que yo nací. Hoy me dice que soy una loca, que soy cualquier cosa, y le llena la cabeza a mis hijos en contra mía".

Cecilia vive con 4 de sus hijos-hermanos: una mujer de 26 años, otra mujer de 18 años, y dos varones de 16 y 12 años. "Hoy estoy con mis hijos y tengo nietos también, tengo uno conmigo. Estoy sola en mi casa con ellos".

Los otros tres, que son los más grandes, viven con Norma Ortubia: "Fueron criados por ellos. Le decían mamá y papá a ellos, a mí no. A mi me trataban como una hermana", y como consecuencia de eso hace tres años que no tienen contacto.

"Ellos siempre defendieron a mi mamá. Nunca se acercaron preguntar '¿cómo estás?', o '¿qué estás haciendo?'".

Cecilia dijo segura: "Quiero terminar una etapa de mi vida"

Durante todos los años en los que fue víctima de los abusos, nunca pudo decir nada ya que sus padres no la dejaban sola.

Cada embarazo la atendía un médico nuevo, y los padres le explicaban que era hijo de un novio que la había abandonado, sin que ella pudiera contar la verdad.

Cuando algunos vecinos sospechaban que algo extraño pasaba, y alguno se animaba a denunciar, ellos se mudaban de casa.

Según contó la víctima del Chacal de la Cuarta, su madre le perdonaba todo a Lucero con tal que no la abandonara: "Cuando éramos chicos ellos se peleaban mucho. Él tenía hijos por todos lados, pero cuando se iba a de la casa, íbamos todos con ella a buscarlo y lo volvía a traer. Eso era terrible para mí porque él me agarraba a mí, no a ella".

Cuando Armando Lucero fue a la cárcel, en mayo de 2009 la vida de Cecilia comenzó a cambiar: "Me sentí mejor porque salió de la casa este hombre que me estaba haciendo tanto daño".

Lucero no llegó a ser juzgado y condenado debido a que murió en 2010, casi un año después de su detención. Cuando Cecilia se enteró, lo único que sintió fue paz.

"Él no creyó que lo iban a llevar preso. Me decía que si iba preso iba a salir o iba a mandar a alguien a matarme".

Querellantes

Los abogados Edgardo Izura y Cristian Vaira Leyton, son quienes acompañaron a Cecilia a denunciar a su madre como partícipe necesaria y primaria, lo que prevé una pena de 8 a 20 años.

Embed

"La madre es partícipe necesario y encubridora porque sabía lo que pasaba, porque la madre le decía que ella tenía la culpa, porque ella provocaba al padre, que ella era una prostituta, estando en pleno conocimiento de todo lo que sucedía. Esos hijos-hermanos que ella tuvo, se hizo cargo la madre de ella y los más grandes la ven como una hermana, no como la madre", explicó Vaira Leyton.

La denuncia se realizó en la Fiscalía de Delitos contra la integridad sexual, donde la causa avanza: "Se van a citar a testigos y se van a realizar pericias psicológicas nuevamente sobre Cecilia, a pesar de las que ya vivió en el 2009. Estamos hablando que la revictimizamos y la volvemos a revictimizar y Norma Ortubia todavía no declara ni siquiera de forma informativa, porque no está ni imputada en esta nueva denuncia", sostuvo el letrado: "Está avanzando, pero no como quisiera la querella".

Por su parte, Izura indicó: "En la actualidad la sigue molestando, la sigue hostigando y la privó que disfrute de sus hijos mayores. Ella lo que le interesa es la realización del valor justicia. Su madre fue una entregadora prácticamente".

"Lo que le llama la atención a esta querella es que, a partir del 2009, con otro tipo de administración de Justicia, no haya prosperado esta causa, no haya seguido adelante y nosotros queremos reactivarla", indicó el abogado.

Fuente: Diario UNO de Mendoza