Mendoza
Domingo 29 de Abril de 2018

La Orquesta Filarmónica y su histórico concierto en el Colón

Domingo 6 de mayo. Bajo la dirección del maestro Gustavo Fontana, la agrupación musical de la provincia se presentará por primera vez en el gran teatro argentino, en su sala mayor

La Orquesta Filarmónica de Mendoza, bajo la dirección del maestro Gustavo Fontana, está por vivir un hecho que quedará para siempre en la historia de la agrupación musical: por primera vez darán un concierto en el teatro Colón, privilegio al que acceden muy pocas orquestas de provincia y que la nuestra –merced al trabajo arduo de todos sus integrantes–, va a tener su recompensa.

Escenario habló con Gustavo Fontana acerca de la preparación de la orquesta en estos días previos y lo que esperan luego de esta histórica presentación.

–¿Cómo se están preparando a una semana de estar en el Colón?
–Estamos ensayando mucho. La orquesta viajará el 4 de mayo por la noche o el 5 en la mañana y el mismo 6 tenemos una prueba de sala antes del concierto, que va a ser a las 11.

–¿Cuál es el repertorio que elegiste?
–Vamos a hacer la obra Tzigane, de Maurice Ravel. El nombre significa "gitano" y es una obra dedicada a una violinista de enorme virtuosismo de esa época, en donde se ponen de manifiesto todos los colores, las variantes y el virtuosismo de estos violinistas gitanos. Va a tocar con nosotros Xavier Inchausti, que es el concertino de la Orquesta Sinfónica Nacional. Después haremos la quinta sinfonía de Dmitri Shostakóvich en Re Menor, Opus 47, una obra impresionante, con un gran despliegue de la paleta orquestal.

–¿La elegiste por eso?
–Sí, claro, para poner de manifiesto todas las bondades de la orquesta y sus posibilidades y además porque es una obra de nivel internacional que cualquier orquesta profesional del mundo, que se precie de tal, tiene que hacer en su repertorio. Y nosotros lo haremos nada más y nada menos que en el Colón.

–Se trata de un hecho histórico, porque es la primera vez que la Orquesta Filarmónica provincial llega al Colón...
–Se trata de un hecho histórico para la provincia y para las orquestas de provincias, porque hay muy pocas que han tocado en la sala grande. Nosotros venimos repitiendo, merced al trabajo que estamos haciendo desde octubre de 2014, que nos fuimos ganando el respeto, el espacio y la visibilidad necesarias para que el año pasado diésemos un concierto en el CCK, que tuvo un éxito enorme, no sólo de parte del público y de la prensa, sino de colegas que asistieron a escucharnos, con la presentación de Matías Longo, enorme chelista mendocino. Esta presentación en el CCK me permitió acercarme a las autoridades del Colón y decirles que teníamos algo muy importante para mostrar y nos dieron espacio, nada menos que en la sala grande.

–¿Lo viven como un reconocimiento al trabajo de estos últimos años?
–Creo que sí y en esto no estoy solo, solamente soy el ideólogo y lo pongo en práctica. Acá hay una comisión artística que sostiene, apoya y pelea para que los conciertos se concreten y los músicos que depositan su confianza en la gestión mía y en lo que sus colegas representantes en la comisión les proponen. También ha sido esencial el apoyo técnico del área administrativa nuestra, del archivo y una sintonía muy importante con las autoridades de Cultura, me refiero a Diego Gareca (secretario de Cultura de la provincia), Héctor Rosas (director de Actividades Artísticas) y a todo ese equipo. Por todo esto los proyectos se pueden llevar adelante, porque se hacen en equipo.

–¿Como están viviendo los músicos estos días previos al concierto?
–Súper contentos, entusiasmadísimos. Es como para un jugador de fútbol ir a jugar a la cancha de River o al Maracaná.

–¿Este podría ser el primer paso para abrirse a plazas internacionales?
–Es una vidriera fantástica y de ahí a una gira, que incluya en principio algunos países limítrofes o de Latinoamérica, hay un paso muy pequeño. Creo que estamos poniendo la vara cada vez más alta.

Se acerca El barbero de Sevilla

Después de la presentación el Colón, los integrantes de la Filarmónica descansarán unos días y luego se abocarán a sus más inmediatos proyectos, que son, según Gustavo Fontana, los siguientes: "El concierto más cercano luego de presentarnos en el Colón es la gala del 25 de mayo y en breve empezaremos a preparar la ópera El barbero de Sevilla, de Gioachino Rossini.

Se van a hacer al menos cinco funciones (los días 29 de junio, 1, 3, 5 y 7 de julio) y ya está prácticamente todo definido. Esto es gracias a otra de las líneas de acción que comenzamos el año pasado, cuando después de siete años sin presentar una ópera hicimos La Traviata de Giuseppe Verdi en el Independencia, con mucho éxito.

Esto fue entusiasmado a la gente, como para insistir en hacer ópera, porque se trata de una inversión muy grande de tiempo, de dinero y recursos, pero después eso reditúa", explicó el director, quien agregó que el proyecto es hacer no una, sino dos óperas al año, intención que desean concretar más adelante.