Mendoza
Sábado 16 de Junio de 2018

La remodelación del Ecoparque empezará cuando deriven a unos 1.500 animales

Todavía hay más de 2.000 ejemplares dentro del predio y la idea es que queden alrededor de 500 para fin de año. Mientras tanto se realizan obras menores, mantenimiento y limpieza.

Ya pasaron dos años desde que el Zoológico de Mendoza cerró sus puertas al público, con la promesa de que allí se levantaría un Ecoparque donde los animales dejarían de ser mostrados con el fin de entretener a los visitantes. Aunque la ansiedad es mucha, las obras gruesas de reconversión recién se ejecutarán en 2019, una vez que logren trasladar al 75% de los ejemplares.

Diario UNO tuvo la posibilidad de acceder en exclusiva al complejo del ex Zoo para recorrerlo de principio a fin y comprobar en qué estado están los trabajos que se fueron realizando desde mayo del 2016 a esta parte y, también, cómo es la situación de los más de 2.000 animales que todavía esperan ser derivados.

En líneas generales, lo que se puede ver a lo largo del recorrido es que se concretaron obras de infraestructura básicas pero muy necesarias para brindarle mayor comodidad a los animales, que están siendo bien alimentados y muestran un buen estado de salud, y que la limpieza es la adecuada tanto dentro como fuera de los recintos.

Aún quedan más de 2.000 animales dentro del complejo y el objetivo de las autoridades del Ecoparque es poder trasladar al menos a 1.500 entre los últimos meses de 2018 y los primeros de 2019.

"El traslado será fundamental para que puedan comenzar las obras de infraestructura más importantes, ya que con los animales dentro de los recintos es acotado el tiempo en el que se puede trabajar sin que sufran y se estresen", explicó la directora del Ecoparque, Mariana Caram.

Ese plazo que manejan tiene dos objetivos: el primero es pasar el invierno, ya que no es recomendable trasladarlos en esta época, mientras que el segundo tiene que ver con poder transformar el anteproyecto ganador del concurso nacional en un proyecto ejecutivo que se pueda licitar y de una vez por todas, se pueda empezar formalmente con la reconversión del Ecoparque.

"Mientras tanto, las instalaciones están en un proceso de mejora sobre todo en el camino del alto, donde ya está quedando casi terminada la obra de restitución y reconstitución de los caminos para que luego pueda ser usado", informó Caram.

Por el momento, las autoridades están recorriendo los posibles destinos de los animales, comprobando que cumplan con los requisitos adecuados para recibirlos.

En proceso también está la derivación de animales autóctonos del país, pero que no son de Mendoza, como los tucanes, y de los exóticos, como los elefantes, que deben ir a santuarios.

Por otra parte, hay unos 20 pumas que probablemente queden en el predio porque no encuentran lugares para derivarlos y dentro del proyecto ganador está pensado un recinto especial. También habrá dos aviarios que funcionarán como centro de rescate para aves rescatadas del tráfico o por problemas en la naturaleza.

Puntualmente en esa zona, lo que se hizo fue un camino nuevo de altura y un muro para contener el cerro. Además, dentro del recinto actualmente hay tierra pero la idea es que haya pasto y pileta para que puedan utilizarlo algunos animales antes de ser trasladados.

En muchos recintos lo que se hizo fue una limpieza general y en otros se plantearon divisiones para poder separar a los machos de las hembras, de manera tal que se pueda controlar y sobre todo evitar la reproducción.

Otro aspecto en el que se está avanzando es en la limpieza de las piletas que suministran agua, que han sido provistas de 1 millón de metros cúbicos más de capacidad, lo cual les permite administrar mejor el uso tanto para los animales como para el riego.

"Nuestro compromiso es abrir a fines de 2019 y en ese sentido estamos trabajando. La idea es empezar las obras cuando se haya avanzado con los traslados, que no debería demorarse más de los primeros meses del año que viene", cerró Caram.

Hay dificultades para concretar los traslados de las especies más grandes

Tres elefantes, dos hipopótamos, tres osos pardos y dos tigres, son quizás los animales exóticos más importantes que quedan en el ex Zoo tras el traslado de la chimpancé Cecilia al santuario de Sorocaba en Brasil y la muerte del famoso oso Arturo.

La idea que tienen las autoridades del Ecoparque es trasladarlos a todos, pero hay serias dificultades relacionadas a la logística.

Los elefantes irán a Brasil, mientras que una osa irá a Estados Unidos, ya que originariamente es del polo norte.

En cuanto a los elefantes, los dueños del santuario son los que se encargan del traslado, pero por cuestiones de seguridad y evitar el estrés, recomiendan hacerlo vía terrestre. "Los llevan en un container grande y espacioso, pero que debe estar al menos un mes acá porque no es fácil hacerlos entrar", informó la directora del Ecoparque, Mariana Caram.

Rediseñarán todo el espacio y estará dividido en sectores diferenciados

La directora del Ecoparque, Mariana Caram, explicó que el proyecto ganador plantea sectores bien diferenciados.

Por ejemplo, habrá lugar para actividades lúdicas tanto para niños como para grandes, espacios de conexión con la naturaleza especialmente cuidados, otros para conocimiento de técnicas y estrategias ambientales, sumado al cuidado del hábitat.

También habrá un espacio destinado al conocimiento de las energías renovables, con el objetivo de reforzar los conceptos de sustentabilidad.

En otro sector del recorrido tendrán su espacio los pueblos originarios, cuyos representantes serán invitados a reunirse con Caram para encarar de manera conjunta el desarrollo del mismo. Allí, también, se buscará revalorizar la flora nativa.

"El Ecoparque tendrá auditorio, biblioteca y aula laboratorio. La idea es motivarnos y entusiasmarnos con el cuidado del ambiente", dijo Caram.

Fuente: Diario UNO de Mendoza