Mendoza
Lunes 30 de Abril de 2018

Los olvidados hombres que el Este dio al Ejército Libertador

Investigan si en los cementerios de Barriales y de Junín quedan restos de quienes lucharon con San Martín.

Al fondo, a la izquierda, están las tumbas y los nichos más antiguos. Ahí la mayoría no tiene nada que las identifique. La verdad es que hay otros sectores sin nombre. No queda bronce en el cementerio, "se lo han robado todo", dice Juan, el sepulturero.

Entonces, entre la antigüedad y el saqueo, que incluyó el robo del libro de registros del camposanto, no hay forma de ubicar allí a la tropa del Ejercito de los Andes, aquella que sobrevivió en la gesta libertadora y regresó a su Mendoza natal.

En el cementerio de Barriales, dentro de todo ese territorio que justamente se denominaba Los Barriales y que después fue área de los departamentos de San Martín, Junín, Rivadavia y Santa Rosa siempre se ha sostenido que descansan los restos de varios hombres del Libertador, de aquellos que se reclutaron en Mendoza y de Mendoza partieron, y a Mendoza regresaron después de libertar la Patria Grande y que murieron después en su tierra.

Tampoco hay nada honrosamente identificado en los demás cementerios del Este y, salvo que algo se haya pasado por alto en el relevamiento, tampoco en los de Mendoza.

cementerio-barriales-3.jpg
Rapiña.
Rapiña. "No queda nada de bronce. Se lo robaron todo", dice el sepulturero juninense.

Pero especialmente en Junín, hay una versión popular que sostiene esto. Hasta hay quienes lo aseguran.

Lo que ocurre aquí es solo un ejemplo y no hay necesidad de buscar culpas. Los rastros se han perdido hace mucho.

Los primeros cementerios se encontraban en lo que hoy son las plazas de Junín y de Barriales. Luego fueron trasladados a un costado de la iglesia, donde permanecieron hasta su emplazamiento en el Bajo Moyano y el Bajo de Barriales o la Ribera, durante la "Presidencia Municipal" de Benjamín Reta.

Según consta en el Archivo Municipal, en 1894 se comenzó a tratar el traslado del Cementerio, ya que el existente se encontraba en completa ruina y situado en un lugar inapropiado.

En noviembre de 1895 el Honorable Concejo aprobó el proyecto de construcción del nuevo cementerio. En 1898 se inaugura el de Junín bajo la intendencia de Miguel Suárez, y en el caso de Barriales el cementerio fue inaugurado en 1912.

En los registros existentes en la Municipalidad de Junín no hay datos tan antiguos en los libros. Los primeros son de la década de 1930 y aparecen, salpicados y en desorden, algunos otros de algunos años anteriores que se pueden deber a traslados, pero no llegan al siglo anterior.

Antonio Deblasis, uno de los empleados municipales del área con mayor antigüedad y que mejor conoce los cementerios, dice que "no he visto nunca un nicho o una tumba identificada como de alguien que haya sido integrante del Ejército de los Andes" y se compromete "a preguntarle a algún empleado jubilado que conozco, a ver si recuerda algo". Pero es difícil. Más allá de la memoria, sería necesario encontrar algún registro.

Tampoco hay datos en la iglesia. Sin embargo el porfiado historiador Alejandro Ravazzani logra ubicar algunos registros parroquiales de Junín.

Hubo 156 hombres nacidos en esa zona entre 1794 y 1800 y fallecidos en Junín. Otros 133 nacieron entre 1800 y 1810 y también fallecieron allí. Son 289 nombres posibles, entre los que puede haber integrantes del Ejército de los Andes. Ahora hay que cotejarlos. El trabajo llevará tiempo y muchísima paciencia y obliga a advertir que esta nota deberá tener continuación.

En enero de 1817 la fuerza total del Libertador se componía de 3 generales, 28 jefes, 207 oficiales, 3.778 soldados de tropa, 1.392 auxiliares y 15 empleados civiles. Un total de 5.423 hombres.

Todo igual
En el cementerio de El Ramblón, el más antiguo de San Martín, la situación es más caótica aún. Allí la mayoría de las sepulturas están sin nombre y muchas han perdido hasta las cruces. Y hay menos registros aún.

Consulta sobre consulta, fuente sobre fuente, nadie parece recordar que en Mendoza haya tumbas en alguna parte que recuerden y honren a algún integrante de la tropa del General.

San Luis los rescató
Todo Cuyo aportó muchos hombres al Ejército de los Andes. San Luis sumó gran cantidad, aunque no tantos como Mendoza. Sin embargo los puntanos se han encargado de rescatar a sus soldados del olvido.

A 13 kilómetros de la ciudad de San Luis, por Ruta Provincial Nº 20, está el Monumento al Pueblo Puntano de la Independencia.

Fue construido en 1991 "en memoria del pueblo puntano que junto al Gral. San Martín abogó y se sacrificó por la independencia nacional y de otros países latinoamericanos".

Está ubicado dónde estuvo el campamento de las chacras, que fue el centro de reclutamiento de aquellos que integrarían ese ejército.

Allí están los restos de los tres héroes de la localidad de Renca: Juanario Luna, José Gregorio Franco y Basilio Bustos. Fueron muchísimos más los puntanos que pelearon bajo las órdenes del General, pero al menos hay tres que se honran.

La figura más representativa es la imagen que se eleva con los brazos firmes trasmitiendo coraje.