Mendoza
Domingo 11 de Noviembre de 2018

Nanclares: "Estamos cambiando a la Justicia"

El presidente de la Suprema Corte defendió la labor de los jueces y ponderó el acercamiento a la ciudadanía.

Viernes, mediodía. Jorge Nanclares (69) habla con el ímpetu y la fluidez de quien cierra una semana perfecta. El jueves conoció al presidente Macri, recorrió la Casa Rosada y tuvo la fortuna de zafar del paro de Aerolíneas y sus caóticas consecuencias de regreso a Mendoza. Antes, firmó un acuerdo para que la Justicia de Mendoza sea la primera del país en adoptar un lenguaje claro para escritos y sentencias, decisión que se replicó el viernes en el salón de actos de la Corte con el lanzamiento de la Red Provincial de Lenguaje Claro. "Es importante que la Justicia se acerque al ciudadano porque éste es el eje central del sistema judicial y no los jueces", dice Nanclares, presidente de la Corte local.

- ¿No le parece que los jueces están lejos de la gente porque cobran sueldos superiores a $100.000, no pagan Ganancias y tienen largas licencias por estudio y dos vacaciones al año?
- El sueldo es la única retribución que percibimos los magistrados, que no podemos ejercer la profesión de abogado ni hacer otras tareas. La población debe comprender eso. Hay jueces que trabajan a la tarde e incluso sábados y domingos porque están apremiados por la cantidad de causas y los plazos para resolver. Hay una falsa imagen de que hay jueces vagos. Los jueces queremos dar la cara y salimos de los despachos para celebrar las audiencias orales, fruto de las profundas reformas judiciales. Creo que hay que enfatizar las coincidencias entre los jueces y la gente por sobre las diferencias.

- ¿En público le han reprochado que no pague Ganancias y que cobre un sueldo superior a los $200.000?
- Sé que algunos se quejan de los sueldos de los jueces porque lo veo en Twitter, pero en la calle me conocen y saben de mi labor. Tengo la conciencia tranquila. Sé que estamos cambiando un caduco sistema de tramitación de juicios y el 95% de los ciudadanos que participan de los procesos de oralidad se sienten bien tratados.

- ¿Le gusta la gestión de Macri?
- No tengo porqué hacer ese tipo de consideraciones. Es una persona honorable y bien informada. El jueves me demostró que está al tanto de las reformas que estamos haciendo en Mendoza. Reclamó que veláramos por la seguridad jurídica y la independencia de los poderes públicos.

- Hable de Cornejo...
- Bueno, la relación a veces es buena y a veces es bastante tirante. Debo reconocer que tenemos los mismos objetivos: Gobierno y Justicia estamos cambiando a la Justicia. Cornejo nos cambió todos los códigos. En común tenemos objetivos muy importantes.

- ¿Es amarrete? Para 2019 le da $306 millones menos de lo que usted pidió...
- No sé si es amarrete, sí es exigente con todos. Con él estoy en desacuerdo en eso de que hay "jueces vagos".
Por el cambio de sistema nos pusimos al hombro la reforma judicial y la tarea es enorme. Es muy complejo atender las modificaciones en Familia y el fuero Laboral. Se necesitarán más decisores.

- ¿Quiere decir más jueces?
-Esta es una cuestión matemática: una persona que trabaja 200 días hábiles al año no puede producir el doble de las sentencias de hoy. Los jueces no somos máquinas ni robots.

- ¿Los jueces pagarán Ganancias algún día?
- Hay que tratarlo con madurez, es un tema complejo que charlamos con Macri y Garavano. Están en juego las garantías constitucionales de intangibilidad salarial e inamovilidad de los jueces. Existe un derecho adquirido de no pagar para algunos y una ley que obliga a pagar a los nuevos jueces, como el doctor (Dalmiro) Garay (el único supremo local que paga Ganancias). Así pasó en Estados Unidos: con el tiempo, hoy, todos los jueces pagan impuestos. Yo no pago Ganancias, los demás impuestos sí.