Mendoza
Martes 22 de Enero de 2019

Ofrecieron 300 mil pesos para encontrar a las israelíes desaparecidas en Mendoza

La Fiscalía de Homicidios ofreció la recompensa para quien brinde información certera que sirva para esclarecer el hecho y encontrar a Pyrhia Sarusi y Lily Pereg, quienes llevan 11 días desaparecidas desde que llegaron a Mendoza.

Por el caso de las mujeres israelíes desaparecidas en Mendoza, ofrecieron 300 mil pesos de recompensa para quien aporte datos que ayuden a encontrarlas.

Se trata de Pyrhia Sarusi, de 63 años, y de Lily Pereg, de 54 años, quienes llevan 11 días desaparecidas desde que llegaron a Mendoza el viernes 11 de enero pasado.

Ahora, la Fiscalía de Homicidios ofreció una recompensa de 300 mil pesos para quien de información certera que sirva para esclarecer el hecho y encontrar a las dos mujeres.

Quien tenga información valiosa para la causa puede comunicarse con el 911 o a la Fiscalía de Homicidios al 4-416907/14/15.

Hermanos, familiares y allegados, como un policía de Israel, llegaron a Mendoza para seguir de cerca la búsqueda de Pyrhia Sarusi y Lily Pereg.

La causa

Los investigadores están perdidos y no tienen una pista firme para hallar a las mujeres.

La última persona con la que habrían estado en contacto es con Nicolás Gil Pereg, de 36 años, hijo de una de ellas, y quien vive en Mendoza hace 12 años.

En un principio los pesquisas lo tuvieron en la mira. Su extraño comportamiento, su forma de vida, y la gran cantidad de armas que encontraron en su casa de Guaymallén hizo que allanaran minuciosamente el predio que tiene en la calle Roca al 6.000, frente al cementerio de esa comuna.

Allí detectaron que el hombre vivía en una precaria casa, casi en condiciones de indigencia, pero lo extraño fue que hallaron 2 millones de pesos entre dólares y euros.

Se sabe que es ingeniero y fue parte del Ejército de Israel. Pero en Guaymallén muchos le temen, según indicaron vecinos del barrio, quienes lo veían hablar solo, sin sociabilizar con nadie y siempre con un aspecto abandonado y sucio.

Sin embargo, los investigadores no habrían encontrado nada ilegal en su casa, y mucho menos algún elemento que lo haga sospechoso en esta causa, por lo que Nicolás Gil Pereg es sólo un testigo por el momento.

Incluso, en la mañana del lunes se presentó en la Fiscalía de Homicidios para presentar unos papeles que el sábado a la mañana, mientras allanaban su casa, le pidieron que los consiguiera y los presentara.

A pesar de esto, y luego de dos horas de espera, no lo atendieron, por lo que se retiró del lugar ofuscado. Ni siquiera quisieron darle un certificado como constancia que había estado en el lugar.

El hombre aseguró que él no es ningún delincuente y ningún criminal, y que si hubiesen encontrado algo raro en su casa ya lo hubiesen detenido.

Además, sostuvo que espera que encuentren a su madre y su tía con vida, "porque muertas ya no sirve". Y que inmediatamente que las encuentren "se tomen un avión y se vayan de Mendoza, y que ningún familiar mio vuelva acá".

Según su relato, Nicolás tuvo malas experiencias desde que llegó a Mendoza en el 2007, donde le robaron, lo asaltaron y lo estafaron, por lo que hace 5 años que tiene su predio en venta, donde hay canchas de fútbol que no se usan, para irse de este país.

En torno a esto sostuvo: "No sé cómo les gusta vivir acá. Yo prefiero irme a África con todas las enfermedades que hay".


Fuente: Diario UNO de Mendoza

Comentarios