Mendoza
Martes 13 de Noviembre de 2018

Prisión preventiva para mujer acusada de violar a su hijo de 16 años en Guaymallén

La mujer admitió haber tenido relaciones, pero la defensa sostiene que se confundió porque tiene problemas mentales y que en realidad se refería a que el menor se había masturbado mientras la espiaba.

Una mujer de Guaymallén que está acusada de haber abusado sexualmente de su hijo quedó complicada en la investigación primaria. Una juez le dictó la prisión preventiva mientras la fiscal de la causa espera nuevos peritajes para avanzar con el expediente.

La causa comenzó a mediados de julio por la propia acusada. Según comentaron fuentes judiciales, se presentó ante el Órgano Administrativo Local (OAL) porque echó a su hijo de 16 años de su domicilio ubicado en una zona rural del mencionado departamento.

En una confusa exposición, la mujer manifestó que el motivo era porque había mantenido relaciones sexuales con el menor, lo que llamó la atención de las autoridades y se radicó la denuncia penal correspondiente.

La fiscal de Delitos Sexuales Cecilia Bignert avanzó con la investigación y detuvo a la sospechosa ya que realizó un estudio preliminar con el adolescente. En esa instancia, el chico dijo que había espiado a su madre en dos ocasiones mientras tenía relaciones con un hombre y que luego había tenido sexo con su progenitora.

La mujer -se reserva su identidad para no revelar la del joven- fue imputada por abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores, ambos delitos agravados por el vínculo.

La defensa planteó algunas oposiciones que no prosperaron y este martes se realizó la audiencia donde la juez Lucía Motta dictó la prisión preventiva con respecto a la violación. Sobre la corrupción, la magistrada entendió que no se tratan de hechos repetitivos por lo que por el momento no está del todo claro.

Fuentes ligadas al expediente adelantaron que la defensa de la imputada apelará la medida ya que entienden que no hay elementos de certeza para sostener la acusación. Si bien al parecer la mujer confesó haber cometido el abuso ante personal de la OAL, sostienen que tiene problemas mentales y en realidad se refería que su hijo se masturbó mientras la miraba durmiendo.

De hecho, el abogado defensor Carlos Moyano argumentó que en la declaración en cámara Gesell el adolescente ratificó esos dichos y negó haber tenido relaciones sexuales con su madre.

Ante esto, la fiscal Bignert ordenó un peritaje psicológico en el joven para determinar si mintió en ese testimonio y dijo la realidad en su versión preliminar.

Ahora habrá que esperar que se realicen las nuevas medidas probatorias y que un juez de un Tribunal Penal determine si debe continuar o no la medida de prisión preventiva.


Fuente: Diario UNO de Mendoza