Mendoza
Miércoles 19 de Diciembre de 2018

Quieren que exista por ley un defensor de los alumnos para casos de bullying y otras situaciones

Se quiere debatir en la Legislatura de Mendoza la implementación de un Defensor de los alumnos, tanto de primaria como de secundaria.

Después de la creación, por medio de la ley provincial 9054, de la figura del Defensor del Docente, ahora se quiere debatir en la Legislatura la implementación de un Defensor de los alumnos, tanto de primaria como de secundaria. Esto tiene como fin la protección de los derechos de los estudiantes, a través de una ley que así lo permita.

La iniciativa es de la senadora radical Mariana Caroglio, y fue bien recibida en el ámbito de la DGE, puesto que consideran necesario que exista una legislación al respecto y que no se rija por medio de una resolución, que puede ser cambiada por futuras gestiones.

Palabra de autora

Caroglio manifestó que "en los tiempos que corren, es imprescindible tener un departamento que se ocupe de asesorar a los alumnos ante algún tipo de situación de abuso, violencia, bullying y otro cúmulo de situaciones relacionadas con el maltrato".

También agregó que, si bien es la institución la que se puede encargar del tema, debe existir una organismo superior, que se ocupe de la recepción de denuncias y de la posible resolución de conflictos a nivel escolar, o bien, dándole trascendencia judicial si el caso así lo requiere.

Si bien en la actualidad existe un procedimiento, o más bien una guía para trabajar estas temáticas en el ámbito escolar, de crearse esta repartición dentro de la DGE, el mismo alumno podrá ira denunciar, sea por nota, vía web o personalmente, sin necesidad de que intervenga la escuela o un adulto lo haga por él.

También dijo que habrá un defensor, pero también un representante por jurisdicción que agrupe las denuncias, para luego dar intervención directamente a la Defensoría.

Hace falta una ley

Hugo Martín, delegado de la DGE en la zona este, contó a Diario UNO cómo se procede actualmente cuando hay sospechas de malos tratos, abusos u hostigamiento en el ámbito escolar, o bien, en un contexto familiar que termina repercutiendo en la escuela.

Comentó que "Con la sanción de la ley 9.034 , que se refiere a la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes, si un chico nos cuenta lo que sucede, sea fuera o dentro del ámbito escolar, la directora del colegio es la que se encarga de realizar las denuncias del caso", pero hay algunos inconvenientes al respecto. Por ejemplo, que el presunto abusador o la familia violenta viva frente a la escuela y pueda tomar represalias contra los docentes y directivos, lo mismo si el denunciado está dentro de la escuela y puede cometer agresiones contra quienes realizan la presentación.

Martín explicó también que desde hace tiempo, el gobierno escolar emitió la resolución 635, que consiste en una guía para actuar en casos de violencia, agresiones o abusos. "Antes había un protocolo, pero la guía es diferente, porque da alternativas, en cambio un protocolo hay que seguirlo al pie de la letra".

La guía plantea casos reales, por ejemplo, qué hacer cuando dos alumnos se agreden entre sí, cuando un alumno agrede a un docente (o viceversa) y en situaciones de acoso virtual o bullying.

El delegado consideró útil que se debata en el ámbito legislativo, pues si se convierte en ley, se formaliza y se evita que una futura gestión pueda dejar sin efecto la resolución.


Fuente: Diario UNO de Mendoza

Comentarios