Mendoza
Jueves 08 de Noviembre de 2018

Quiso sacar a su bebé a la fuerza del hospital Lagomaggiore y mordió a una médica

A la joven, que es haitiana, le explicaron que no estaba dado de alta porque ella no está en condiciones para cuidarlo.

Una mujer haitiana luchó cuerpo a cuerpo con médicos, enfermeros y seguridad del Hospital Lagomaggiore cuando le dijeron que no podía llevarse a su bebé e intentó escapar con él. En medio de los forcejeos mordió a una médica.

El problema ocurrió antes de las 15 del martes pasado en Neonatología, cuando la mujer ingresó y tomó a la fuerza a su bebé de un mes de nacido, para retirarse.

A pesar de la dificultad por el idioma, intentaron explicarle que no podía retirarse con él del lugar debido a que debe intervenir el Órgano Administrativo Local, ya que un informe del Servicio Social del nosocomio determinó que la mujer no estaba en condiciones socioeconómicas para mantener a su hijo en condiciones óptimas.

"Para preservar el normal crecimiento del bebé, se le dio intervención a Servicio Social y ellos comunicaron la situación al OAL para ver qué determinación se toma con el bebé, hasta que se pueda saber bien la situación de esa mamá", explicó el director del Lagomaggiore, Mario Bustos Guillén, a diariouno.com.ar

"Cuando la mamá quiere sacar al bebé del Hospital para llevárselo a donde vive, le explicamos con lo poco que le podíamos explicar por el idioma, que no se lo podía llevar hasta que no fuera el OAL. Parece que la mamá no entendió bien la razón, agarró al bebé y en el momento que se lo quiso llevar, tanto personal del hospital, médico y enfermeros, y personal de seguridad le quisieron sacar al nene para que siga en Neo. En ese momento se produce una discusión, un altercado con el personal y logramos retener al bebé en Neo y a la mamá porque estaba causando desmanes a otros bebes indirectamente", dijo Bustos Guillén.

Agregó: "Entre que le quieren sacar al bebé y ella parece que lo tenía muy apretado en su pecho, en un forcejeo parece que hubo manotazos y un mordiscón que no llegó a mayores consecuencias. También hubo un par de insultos de la mamá hacia personal del hospital y de seguridad".

Previo a esta situación, la mujer estuvo en contacto con su hijo durante todo el mes de internación: "Ella estaba en internación conjunta con su bebé".

Luego de este incidente, las autoridades del hospital no interrumpieron con el vínculo de la mujer y el recién nacido: "El bebé sigue en Neo en perfectas condiciones. Ella sigue viéndolo, pero la hacemos entrar siempre al resguardo que no vaya a salir con el bebé para que no se escape", indicó el director del Hospital Lagomaggiore.


Fuente: Diario UNO de Mendoza