Mendoza
Sábado 20 de Enero de 2018

Repetirán el operativo de la visita del Papa para evitar colapsos

Seguirá vigente hasta el 29 con la misma modalidad, y luego lo implementarán los fines de semana largos y los feriados para que no haya demoras al cruzar Libertadores.

En contra de todo pronóstico y a contramano de cualquier experiencia previa, el cruce a Chile en medio de la visita del papa Francisco al vecino país fue tranquilo y sin demoras. A raíz de esta experiencia, que tanto las autoridades chilenas como el Gobierno provincial calificaron de exitosa y positiva, repetirán el mecanismo para evitar colapsos en cualquier otro momento.

Desde el Ejecutivo explicaron que el mismo operativo que se implementó la semana pasada se mantendrá activo hasta el 29 y que luego se utilizará los fines de semana largos y los feriados o cuando exista alguna situación especial, por ejemplo que se caiga el sistema en Libertadores o que haya paro de trabajadores. "Dependiendo de la necesidad empezaremos a parar gente antes", explicaron.

"El operativo va a continuar hasta el 29 de enero, luego nos vamos a reunir y volveremos a diagramar la estrategia para lo que resta del verano. Intentaremos también que esta metodología de trabajo funcione los fines de semana largos", explicó Néstor Majul, subsecretario de Relaciones Institucionales.

Según el jefe de la Unidad de Pasos Fronterizos del Ministerio del Interior de Chile, Reginaldo Flores, se observó un tránsito fluido. "En pasos como Colchane, Jama y Los Libertadores, que en general enfrentan grandes aglomeraciones de usuarios y altos tiempos de espera de manera habitual en el mes de enero, no se registraron aglomeraciones ni demoras excesivas para el ingreso a Chile. Específicamente, en el caso del complejo Los Libertadores el tiempo promedio de espera en el período analizado fue de 30 minutos para vehículos particulares", manifestó la autoridad.

El plan
En el operativo local trabajaron 300 efectivos policiales y 20 móviles, las 24 horas, y cerca de 100 agentes sanitarios para garantizar el flujo vehicular y evitar accidentes.

Se utilizó el sistema de circulación de vehículos por tandas, en grupos de hasta 250 vehículos y 20 colectivos. Hubo pulmones de estacionamiento, lugares obligatorios de parada mientras se esperaban los turnos para avanzar. Cada uno de ellos contó con puestos sanitarios, postas de hidratación y baños.

Fueron siete puestos sanitarios fijos con postas de hidratación y con cuatro baños cada uno. Además, un gazebo por puesto, lo que totalizó 28 baños y 7 gazebos.

Como resultados del operativo especial se labraron 650 actas viales y se realizaron 150 controles de alcoholemia en el corredor internacional y paso Pehuenche.

El director general de Policías, Roberto Munives, aseguró: "Se hizo un control muy exhaustivo por la circulación vehicular. Las multas fueron sobre adelantamiento de doble línea amarilla o exceso de velocidad".