Mendoza
Viernes 09 de Noviembre de 2018

Se esfumó la plata que ya pagó Luján por el Próvolo

De los más de $60 millones que cobró la Obra San José por la venta del edificio solo queda el 4% en la cuenta bancaria.

De los más de $60 millones que ya cobró la Obra San José por la venta del edificio del Instituto Antonio Próvolo, solo queda el 4% en la cuenta bancaria y hay víctimas que no han podido reasegurar un futuro resarcimiento. Ahora los querellantes tratan de asegurar los 2 millones y medio de dólares que todavía le falta desembolsar a la Municipalidad de Luján por la compra total.

Oscar Barrera, uno de los abogados querellantes, contó ayer que intentó trabar embargo sobre los $60.500.000 que Luján había depositado en la cuenta de la Asociación Obra San José, como adelanto de compra, pero "nos encontramos con que solo había el 4% de ese monto. El resto no sabemos dónde está".

Por eso, en defensa de los intereses de sus clientes en vistas de una demanda civil, dijo que "se trabará embargo sobre el crédito", es decir que intentarán asegurar que las cuatro cuotas de 638.000 dólares que debían pagarse en los meses de septiembre de 2019, 2020, 2021 y 2022, sean aseguradas para cubrir las demandas.

"Por lo que no se pudo embargar en dinero, ahora iremos contra el crédito a cobrar que tiene la Obra San José con el municipio de Luján", dijo el abogado, y subrayó que "no es que va a pagarle el municipio a las víctimas. Significa que los dineros que debe pagar Luján a Obra San José en el futuro, deben ser retenidos por la comuna y depositados a la orden de los juzgados civiles que ordenen los embargos".

En la cuenta bancaria de Obra San José, de los poco más de $60 millones pagados por el gobierno de Omar de Marchi, solo quedan $2.400.000. El resto ya no está y el letrado no pudo especificar si los $57.600.000 fueron a manos de la obra religiosa o si todo fue embargado por otras víctimas. "El banco solo informó que queda el 4% de esos 60 millones", dijo.

El negocio

La venta del edificio y las 6 hectáreas del Próvolo, se concretó en septiembre pasado y fue un negocio inmobiliario que se concretó en apenas 13 días. El puntapié inicial lo dio el obispo auxiliar de La Plata, Alberto Bochatey, en una carta que le remitió a de Marchi, ofreciéndole el inmueble.

El intendente de Luján logró un rápido consenso en el Concejo, argumentando que por $150 millones se podía adquirir una propiedad que tiene un valor de mercado que ronda los $700 millones.

El obispo auxiliar Bochatey, nombrado por el Papa Francisco como comisario apostólico del Próvolo en todo el mundo, dijo en su carta que tenía una "seria y formal intención de vender el inmueble, a partir de los hechos de público conocimiento. Dijo que la Obra debía vender porque no tenía recursos para mantener el lugar y sostuvo que la intención era en el lugar se pudiera "crear un servicio a los ciudadanos".

Justicia civil, después de una solicitud de los abogados Juan Manuel Lavado y Leandro Rodríguez Pons, representantes de algunas de las víctimas, ordenó que los pagos sean depositados en una cuenta bancaria del Banco Nación, sucursal Tribunales. Sin embargo la medida llegó tarde o, al menos, no alcanzó a garantizar los potenciales cobros indemnizatorios de la totalidad de las víctimas.

La respuesta

Cuando el intendente de Luján, Omar de Marchi, se enteró de la medida judicial sobre los pagos, dijo que "para nosotros es una muy buena noticia la traba de embargo sobre los pagos" y acotó que "yo no me quiero meter entre el vendedor y las victimas. No tenemos nada que ver con eso. Por eso para nosotros es un alivio que la Justicia haya decidido esto para que las victimas efectivamente cobren, si es que les corresponde después de que se dicte sentencia", sostuvo en jefe comunal. "La única diferencia para nosotros es que, en lugar de pagarle esas cuotas al vendedor, las depositaremos en la cuenta judicial que indique el Tribunal", dijo.

Pero el primer pago de $60.500.000, adelanto del total de $154.000.000, ya había sido efectuado e incluso la comuna ya estaba avanzando con la escrituración del lugar.

En aquel momento de la compra de Marchi aseguró que "no vamos a dar un paso en el lugar sin el consentimiento de las víctimas y sus abogados. Tenemos una muy buena relación con ellos y vamos a avanzar con el acuerdo de ellos. Mientras tanto, estamos trabajando en la comuna para generar un buen proyecto y un plan de trabajo", sostuvo.

-154 millones es lo que le costó a Luján de Cuyo comprar el predio del Instituto Próvolo ubicado en un predio de 6 hectáreas en Carrodilla. Ya se pagaron $60,5 millones.

Fuente: Diario UNO de Mendoza