Mendoza
Jueves 17 de Mayo de 2018

Se recolectaron 2 toneladas de residuos eléctricos y electrónicos

Fue en conmemoración al Día Mundial del Reciclaje. La Ciudad de Mendoza, junto a los vecinos, hizo la recolleción de RAEEs

Durante la jornada del jueves y en conmemoración al Día Mundial del Reciclaje, la Ciudad de Mendoza asumió una vez más el compromiso de recolección de RAEEs con la notoria colaboración de los vecinos.

El punto de encuentro estuvo ubicado cerca del Escudo de la plaza Independencia donde la gente se acercó para dejar sus residuos y además recibió asesoramiento sobre cuestiones ambientales. Impresoras, teclados, pantallas, televisores, electrodomésticos y otros aparatos en desuso fueron entregados para su correcta disposición final.

La idea es generar conciencia en la sociedad para que cada vez más vecinos se sumen a esta iniciativa y al mismo tiempo comprendan la peligrosidad de arrojar este tipo de materiales junto al desecho domiciliario diario, ya que los mismos están compuestos de metales pesados y otros altamente tóxicos que contaminan severamente el ambiente y obligan a que se los someta a un tratamiento diferente.

Los vecinos que colaboraron recibieron una constancia que especificó su aporte y les servirá como antecedente para luego ser informados acerca de la disposición final a la que fue sometido el material que entregaron.

Por otra parte se inauguró un Punto Limpio para RAEEs (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos) ubicado en la explanada de la Municipalidad y al que podrá acceder todo aquél que decida desechar este tipo de elementos y contribuir con su correcto tratamiento y disposición final.

De esta manera, Verónica Cimino hizo entrega de sus residuos y comentó: "Trajimos teclados, placas madre, teléfonos. No queríamos dejarlo en la calle, así que aprovechamos la iniciativa del municipio. Me parece estupendo porque a veces uno no sabe qué hacer con las cosas en casa y antes de hacer daño al medioambiente prefiero traerlas".

Mientras que Saturnino Rocha explicó: "Es algo tóxico y genera contaminación. Esto a mi ya no me sirve y quizás otra gente lo puede reciclar y darle un mejor uso o almacenar en un correcto lugar. Es por eso que me animé a traerlo, porque hay pocos sitios donde uno puede llevar estas cosas. Sé que aquí le darán mejor utilidad".

Fuente: Diario UNO de Mendoza