Mendoza
Domingo 29 de Abril de 2018

Siguiendo las huellas de los montañistas polacos en Mendoza, 84 años después

Antes de ser el actual embajador de Polonia en Argentina, Marek Pernal fue un historiador interesado en investigar las conexiones históricas entre su país y España. Comenzó estudiando el período de las guerras napoleónicas. Luego de viajar a la península ibérica para empaparse de estos temas, se interesó en escribir artículos sobre las relaciones en la Europa Central. Ambos senderos se cruzaron, para que, luego de un período como cónsul general de Polonia en Barcelona, fuera nombrado embajador en Argentina.

Este año, Polonia celebrará el centenario de la recuperación de su independencia, que sucedió el 11 de noviembre de 1918. Este es el motivo por el cual el embajador e historiador polaco recorre algunas provincias argentinas realizando recordatorios y homenajes a la comunidad del país al que representa, en lugares en los que sus antepasados lograron destacarse.

En el caso de Mendoza, Pernal acudió para rememorar a seis compatriotas que decidieron hacer cumbre en el Aconcagua en 1934. No sólo lo hicieron, sino que inauguraron el dificultoso camino que hoy es conocido como "El Glaciar de los Polacos", en honor a ellos. Este grupo de temerarios montañistas, no sólo se animó a hacer algo que nadie había hecho hasta ese momento: hacer cumbre por la ladera Noreste del pico más alto de América, sino que además, filmaron un documental del ascenso. Parte de ese material ha sido recuperado, se exhibió y se donó a la Provincia.

En esta charla, el embajador contó cómo es la comunidad polaca en nuestro país e hizo algunas comparaciones entre la realidad económica argentina y la de Polonia, a 29 años de la caída del comunismo.
polaco.jpg

–¿Cómo se compone la comunidad polaca en Argentina?
–Se estima que en Argentina la comunidad polaca es de entre 300.000 y 500.000 personas; hay grandes agrupaciones en Buenos Aires, en Misiones y en Entre Ríos. En Mendoza hay pocos, pero hay.
Igualmente, en cada nuevo lugar que conozco de la Argentina, alguien me dice "mis abuelos vinieron de Polonia". Los polacos parece que llegaron a todas las provincias. Aunque hay polacos en todo el país, en algunos lugares en particular la comunidad es más numerosa.

–¿Cómo fueron las corrientes migratorias hacia nuestro país?
–Hubo tres grandes olas: la primera fue en los últimos años del siglo XIX y principios del XX. Salieron de una Polonia que todavía no era independiente sino hasta 1918. La segunda ola, de los años `20 o `30 del siglo pasado, ya siendo ciudadanos polacos, y la tercera y más pequeña fue la inmigración de la época de la posguerra, los oficiales, los soldados polacos que participaron en el ejército decidieron irse a Inglaterra, o a Italia, tomaron la decisión de no regresar a la Polonia comunista, buscando un nuevo destino. La inmigración entonces sucedió antes de la guerra y en la posguerra. Tuvimos un país ocupado y sin posibilidad de moverse libremente, pero después de la guerra, la llegada de polacos a la Argentina fue más fuerte.

–En cuanto a la actualidad argentina, ¿cómo percibe la situación económica? porque su país ha reconstruido la economía en los últimos años...
–Creo que es un momento de gran desafío para Argentina. Considero que ahora van en un camino económico correcto, también en cuanto a política fiscal y financiera. Son pasos y decisiones duras, sin duda alguna. Nosotros lo vivimos en el país, en 1989: el gobierno comunista colapsó y el gobierno democrático tuvo que iniciar una reconstrucción.

–¿En qué se basó esa reconstrucción?
–Fue producto de las políticas económicas de nuestro ministro de finanzas de aquella época, Leszek Balcerowicz (N. de la R: este ministro inició una serie de cambios para pasar de un sistema de economía planificada, a una economía de mercado. Su plan se denominó Plan Balcerowicz)Modificamos el rumbo totalmente y pagamos precios enormes.

-¿Cuáles fueron?
- Ustedes tienen una inflación bastante elevada. Nosotros tuvimos una inflación diez veces mayor. Recibíamos nuestro sueldo en millones de Zlotys (N. de la R: el Zloty es la moneda nacional de la República de Polonia). ¡Éramos millonarios! pero el pan costaba un millón de zlotys.
Pero después de las reformas del ministro Balcerowicz, de la racionalización de los gastos y el orden de las cuentas públicas, llegamos a un punto del que podemos estar muy orgullosos. Igualmente, nos costó.
–¿Cuál es la situación actual en Polonia?
–Hoy Polonia representa una economía creciente, de manera muy estable. Todo el mundo sufrió en 2008 la crisis económica, casi todos los países del mundo observaron la caída de sus sistemas financieros. En Polonia esto no sucedió: logramos estabilizarnos. Por eso entiendo el desafío del gobierno argentino. No se puede pasar este periodo sin sacrificios. Pero quiero decirles que la situación posterior será mucho mejor.

La expedición que quedó plasmada en celuloide

La expedición de los montañistas polacos a Mendoza comenzó a gestarse en su país natal en 1932 y se concretó el 8 de marzo de 1934.

La comitiva se formó para escalar el cordón de La Ramada (en San Juan) y el cerro Aconcagua, pero, además, con el objetivo de realizar estudios geológicos, topográficos y meteorológicos. Otra meta era filmar una película documental del ascenso.

Para eso viajaron los médicos Konstanty Narkiewicz - Jodko (jefe de la expedición) y Jan Dorwaski y los ingenieros Viktor Ostrowski (fotógrafo), Stefan Daszyñski (geólogo), Adam Karpinski (meteorólogo) y Stefan Osiecki (cinematógrafo).

En noviembre de 1933 partieron en el buque Asturias hacia Buenos Aires. A fines de diciembre se dirigieron al cordón de La Ramada, en Calingasta, donde escalaron varios cerros. El 17 de febrero terminaron esa expedición para comenzar la aventura en Mendoza.

El 4 de marzo de 1934 iniciaron la ascensión no sin antes tomar la decisión de no hacerlo por el camino tradicional, la ladera noroeste, sino por un camino virgen: la ladera noreste. Allí tomaron el valle del río Vacas y luego el valle de Los Relinchos.

El 7 de marzo dispusieron un campamento a 6.350 metros. Dorwaski y Karpinski no continuaron mientras que los demás si.

En la foto tomada en la cima figuran tres montañistas: Narkiewicz – Jodko, Daszyñski y Osiecki, mientras que Ostroswski también hizo cumbre, pero no aparece en la imagen porque fue el fotógrafo.

Desde esa fecha, el camino que realizó esta expedición se conoce como "El Glaciar de los Polacos", el más peligroso para hacer cumbre. De hecho, muchas de las muertes de andinistas se han producido en esa ruta. En pleno verano, el termómetro llega a 5º al mediodía, mientras que a la noche cae a -20º. Además por su empinadísima formación, muchos expedicionistas han caído al vacío.

El profesor de historia Jose Skowrom Posluzna, colaborador de la embajada de Polonia en Buenos Aires, realizó una investigación sobre esa singular aventura, y descubrió que se conservaban 16 minutos de filmación del ascenso al Aconcagua y también al cerro Mercedario de San Juan.

La película que filmaron los expedicionistas fue editada en 1935 y sacada de Polonia en 1938 antes de la Segunda Guerra Mundial. Fue a parar al British Filme Institute, en Inglaterra y allí la encontró Skowrom Posluzna.

Los 16 minutos de esta joya cinematográfica única, que fueron proyectados el viernes en el Salón de Los Pasos Perdidos de la Legislatura mendocina, serán donados a la Provincia de Mendoza por el investigador, con el apoyo de la Embajada de Polonia.

Recordatorio en la escuela de Punta de Vacas

Una comitiva encabezada ayer por el embajador de Polonia, Marek Pernal, y el intendente de Las Heras, Daniel Orozco, llegó hasta la escuela Ejército Libertador, en Punta de Vacas.

Es un establecimiento pequeño, donde sólo estudian 19 hijos e hijas de los gendarmes que custodian la frontera. Este fue el lugar elegido para realizar un homenaje a los 6 montañistas polacos que en 1934 hicieron cumbre en el Aconcagua por el dificultoso camino de la ladera Noreste.

Esta senda es conocida como "El Glaciar de los Polacos" y es la más dificultosa para llegar a la cima.

Aquel grupo de escaladores fue pionero en subir por el glaciar, sino en realizar un documento fílmico de la epopeya deportiva y científica que llevaron adelante. El hecho histórico quedará en la memoria mendocina y en el corazón de la escuelita Ejército Libertador.

Acerca del homenaje a aquellos compatriotas, Marek Pernal declaró: "Aquella fue la octava expedición hasta la cumbre del Aconcagua, pero la primera usando esta nueva ruta. No soy andinista, no puedo evaluar la dificultad pero leí las versiones que cuentan que esta ruta es muy complicada, es más corta, sí, pero representa gran dificultad. Por eso decidimos conmemorar este hecho histórico con admiración".

Perfil: Diplomático Marek Pernal


Carrera. Magister en Historia, graduado de la Universidad de Varsovia. Desde el año 1995 hasta el año 2001 fue embajador de su país en la República Checa. Trabajó en el Ministerio de Relaciones Exteriores.
Entre el 2006 y el 2010 fue Cónsul General de la República de Polonia en Barcelona.

Luego, en el periodo 2010-2015, trabajó en el Departamento de Conocimiento Histórico, en la Oficina de Archivos y Gestión de la Información.

Desde el 2016 es embajador de Polonia en Argentina. Es autor de libros y publicaciones científicas y publicistas acerca de la historia de la diplomacia polaca, y la historia y la cultura de Europa Central. Habla español, inglés y checo.