Mendoza
Lunes 22 de Enero de 2018

Sistema de riego: ya está listo el cuarto reservorio

Está contemplado dentro de la obra del Arroyo Villegas La Pampa, en el Valle de Uco. La primera, presurizada. Los tres espejos de agua que se construyeron en el Este tienen una dimensión de 100 canchas de fútbol

Moderar las consecuencias del cambio climático y volver más eficientes los usos del agua de riego, otorgando mayor equidad en las entregas y generando ahorros son algunos de los cometidos que Irrigación se planteó a través de la construcción de nuevos reservorios de agua. La novedad es que los tres que se generaron en San Martín ya están operativos y que está finalizado el cuarto, dentro de la obra del Arroyo Villegas La Pampa, la primera de riego presurizado.

En una primera instancia, la obra de modernización de la Red Terciaria del Tramo Inferior del Río Mendoza, lo que se conoce como la sexta zona de riego comprendida entre los distritos de Tres Porteñas y El Central, en el este mendocino, ya está concluida. Los tres reservorios que contempla ya están operando para 42 hectáreas, lo que equivale a unas 100 canchas de fútbol.

Estos espejos de agua pueden albergar un millón de metros cúbicos de agua (equivalente en volumen a 10 lagos del Parque General San Martín), otorgando mayor equidad en las entregas y de manera flexible. Se denomina riego acordado, en el que el cuadro de turno lo arma la Inspección de Cauce, pero a partir de los pedidos que hacen los usuarios de acuerdo con las necesidades de sus cultivos y los momentos en los cuales consideran oportuno regar. Porque los tres pulmones van a permitir el resguardo del agua del turno ante posibles lluvias, por ejemplo.

En total, toda la obra demandó el desembolso de unos 450 millones de pesos.

Por otra parte, dentro de lo que implican las nuevas estrategias de administración del recurso a demanda, se suma el aprovechamiento del cuarto reservorio, contemplado dentro de la obra del Arroyo Villegas-Canal La Pampa. Allí se construyó el primer sistema de riego presurizado colectivo de la provincia. Esta obra, que demandó una inversión cercana a los $68 millones, ya está terminada y en etapa de prueba hidráulica para seguir con su calibración.

"Consiste en llevar el agua a un reservorio nuevo y, desde ahí, que salga la red de tuberías que van enterradas y que, gracias al desnivel, hacen que el agua vaya ganando presión y llega a la finca para que directamente pongan un sistema de riego por goteo o aspersión. En este caso, no sólo estamos logrando un máximo ahorro de agua, sino que pasamos a un consumo cero de energía", explicó Fernando Gomensoro, secretario de Gestión Hídrica de Irrigación.

En el Valle de Uco, serán casi 4.700 hectáreas regadas, beneficiando a unos 173 regantes que en los próximos meses irán conectándose a través de los medidores de presión y control, a la vez que recibirán capacitación para su uso.

Lo que se viene
En carpeta, pero ya en plena gestión para acceder al financiamiento, desde Irrigación proyectan a corto plazo nuevas obras que contribuyan a mejorar el riego. Entre ellas, Gomensoro adelantó que está próxima a licitarse para la Inspección Luján Oeste tuberías para la primera etapa de un sistema a presión.

También, la presurización del riego de Matriz Gil, una de las tres ramas del canal Cacique Guaymallén, que beneficiará a 3.600 usuarios de agua de Maipú y Luján. El monto de la inversión ronda los 55 millones de dólares y, según adelantaron, será solventado un tercio por el Gobierno provincial, y el resto a nivel nacional.

reservorio de agua.jpg