Mendoza
Miércoles 25 de Abril de 2018

Suspendieron al celador acusado de abusar de una nena en un jardín

Sigue la conmoción en Tunuyán luego de que el lunes fuera detenido un celador acusado de abusar de una nena de 4 años.

Sigue la conmoción en Tunuyán luego de que el lunes fuera detenido un celador acusado de abusar de una nena de 4 años en un jardín de infantes.

A pesar de que las clases pretendían dictarse con normalidad ayer, esto no pudo suceder en el jardín Manantiales, ubicado en calle La Argentina, ya que no hubo concurrencias de alumnos. Algunos padres de los niños de 4 y 5 años que allí concurren los llevaron, pero decidieron retirarlos al notar que no había casi asistentes. Eso, después de la jornada de furia que se vivió el lunes, durante el turno tarde, a raíz de un relato que hizo una víctima de un supuesto abuso sexual, señalando como autor al celador de la institución.

Ante esto, Silvia Cornejo, delegada regional de la Dirección General de Escuelas, contó que estuvieron reunidos en el establecimiento con otras autoridades de la DGE, un abogado, los docentes y directivos, y hasta con los padres de la niña, para tratar el tema que ya está en manos de la Justicia.

Los padres de la menor realizaron la denuncia el lunes en la Comisaría 15, en donde está por ahora demorado el acusado, que no tiene antecedentes de ningún tipo al menos confirmados por la DGE. Desde Gobierno esperan que la Justicia determine qué pasó para ver cómo proceder con el empleado. Anoche trascendió que el sospechoso fue apartado de sus funciones.

Hasta el momento no se pudo constatar qué tipo de abuso sería y se estaría también investigando al entorno familiar de la víctima.

"El equipo docente y directivo ha actuado con total responsabilidad. Se ha aplicado el protocolo correspondiente. El acusado está demorado a la espera de la resolución de la Justicia, por lo cual el celador no va a estar en la institución, que es uno de los planteos que hace la comunidad", destacó Cornejo, que pidió respeto porque se trata de menores y de una familia implicada.

También aclaró que las clases se van a seguir dictando con normalidad. "Ahora se trabajará desde la reflexión en una asamblea de padres, en los próximos días. Hubo mucha violencia, entonces, para que sepamos cómo contener desde la institución pero también que sepan que hay derechos de los niños que tanto autoridades como padres debemos respetar", agregó la funcionaria, relatando que tras la manifestación de los padres hubo daños en vidrios, portones y en la reja.

El lunes fue la policía en un crudo operativo el que corrió a unas 70 personas que se agolparon en las afueras del establecimiento. Algunos protagonistas y testigos del hecho detallaron que se desató por momentos una batalla campal, hasta con balas de goma.