Mundo
Miércoles 16 de Enero de 2019

La sorprendente historia de cómo rescataron realmente a los niños de la cueva en Tailandia

Un libro afirma que los chicos fueron drogados y arrastrados por las cavernas sumergidas.

La historia de los doce integrantes de los Jabalíes Salvajes, el equipo de fútbol infantil que se extravió en la cueva tailandesa de Tham Luang, tuvo un final milagroso y feliz. Pero el libro "The cave" (La cueva), del británico Liam Cochrane, contradice la versión oficial y asegura que los niños fueron drogados y durante horas arrastrados bajo el agua, en completo estado de inconsciencia, por buzos tácticos .
Durante 17 días, en julio pasado, el equipo de fútbol y su entrenador estuvieron encerrados en una cueva durante un terrible temporal que les bloqueó la salida y los obligó a internarse en lo más profundo de la montaña. Diez días después de su desaparición fueron hallados por socorristas, pero el agua impedía rescatarlos. Les acercaron comida mientras la cueva tenía cada vez menos oxígeno y los pronósticos de lluvia amenazaban con inundar por completo la caverna.
Un experto apuró las hipótesis de salvamento: "Si buceamos ahora algunos podrían morir, pero si no buceamos todos morirán y solo vamos a recoger trece cuerpos", sostuvo. Y por eso tomaron una decisión drástica.
Un doctor, un anestesiólogo y un buzo tático llegaron hasta la zona de la cueva donde estaban atrapados los Jabalíes Salvajes. Uno a uno, los niños recibieron Xanax para combatir el miedo, ketamina para sedarlos y atropina para que no se ahoguen con su propia saliva. Luego les pusieron le pusieron un equipo de buceo, un tanque de aire, máscaras que les cubrían todo el rostro y hasta los esposaron para asegurarse de que no intentara arrancarse el tubo de respiración si se despertaban en el trayecto de tres horas buceando.
Ni siquiera los padres supieron el verdadero método utilizado para rescatar a los niños. Es que era demasiado peligroso y temían que alguno (o varios) perdieran la vida en el intento.
Muy lentamente sacaron con éxito al primero. Algunos sufrieron imprevistos, como un nene que reaccionó mal a las drogas, otro se despertó durante el trayecto y debieron inyectarle un sedante mientras luchaban con él, otro debió ser desenganchado con mucha paciencia del fondo de un túnel. Pero todos salieron con vida.
El mundo celebró el exitoso rescate y todos aceptaron la versión oficial. Pero el libro "The cave" lleva a una pregunta obligada: ¿había otra forma de salvar a los niños?.
Fuente: Diario La Capital

Comentarios