País
Miércoles 29 de Noviembre de 2017

Anotaciones complican a la mujer que le cortó los genitales al amante

La policía secuestró una libreta con palabras en clave que harían referencia a la agresión que luego cometió Brenda Barattini. Sigue detenida y creen que fue algo premeditado

El hallazgo de una libreta de anotaciones con palabras en "clave", que hablarían de una acción premeditada, complicaría la situación de la joven detenida por haberlo cortado los genitales a un hombre en un departamento de la ciudad de Córdoba.

Palabras sugestivas como "bisturí", "cortarle", "cinta...", "su celular" y "pedir ayuda" encontrados escritos de puño y letra por la arquitecta de 26 años Brenda Barattini, que se encuentra presa en la cárcel de Bouwer, hacen pensar a los investigadores del caso en una acción premeditada.

Esa hipótesis podría corresponderse con la versión expresada por la víctima, un hombre de 40 años que aseguró que mantenía una relación oculta con la joven y que la agresión se habría producido en medio de un "juego sexual" entre ambos.

En tanto, la versión deslizada por la detenida y sus abogados es que la acusada cercenó los genitales del hombre como defensa en medio de un ataque sexual y que no mantenía relación con la víctima.

El hombre fue sometido a una intervención quirúrgica en el Hospital de Urgencia de la capital de Córdobaen la que lograron salvarle la vida tras la grave hemorragia sufrida.

Maximiliano Titarelli, subdirector del hospital, dijo a que el hombre se encuentra con una evolución favorable y en las próximas horas podría recibir el alta.

"Probablemente en estos días ya esté en condiciones de recibir el alta, aunque deberá seguir con controles ambulatorios", indicó.

Barattini está acusada de "lesiones gravísimas", un delito al que le corresponde una pena de entre 3 y 15 años de prisión.

El episodio se produjo el sábado último en un edificio situado en Chacabuco al 500, del barrio Nueva Córdoba, donde la mujer vivía en un departamento de un ambiente.

El ataque y las hipótesis
De acuerdo con la investigación de la Policía local, Barattini atacó al hombre por motivos desconocidos, mientras ambos mantenían una relación sexual.

En determinado momento, se escucharon terribles gritos en el departamento y los vecinos del edificio llamaron a la policía.

Mientras la mujer era detenida, el hombre fue llevado al Hospital de Urgencia de Córdoba.

La madre de la mujer aseguró que su hija "se quebró en llanto" y le dijo que se defendió porque la habían atacado.

"Sé que este hombre la seguía acosando. Una amiga sacó fotos de este hombre tocándole timbre a mi hija", agregó.

Además, mencionó que su hija tenía unas tijeras de podar debido a que "tiene un jardín hermoso en el balcón", para luego aclarar: "Ella compró la tijera pero era por eso".

De acuerdo con las investigaciones realizadas, Barattini y la víctima mantenían una relación sentimental oculta y en principio no se había podido verificar ninguna clase de acción violenta por parte del hombre en perjuicio de la agresora.

El abogado del hombre lesionado, Eduardo Pérez, mencionó que su cliente fue vendado en su ojos "con un antifaz para dormir" pero aclaró que la mujer "no lo obligó, él accedió a taparse los ojos".

Sostuvo que todo ocurrió en un marco de "relaciones sexuales" consentidas que mantenían ambos desde hace unos meses y dijo que el herido no accedió a atarse.

"Se habían juntado a pasar una noche. Me dijo que la relación con ella fue consentida", manifestó el letrado. El abogado consideró que la imputada podría declarar el jueves y afirmó que su defendido todavía no está en condiciones, por el momento, de prestar testimonial.