País
Sábado 17 de Noviembre de 2018

Ante las primeras imágenes, un perito naval habló de "implosión"

El especialista valoró además "la presión hecha por los familiares" de los 44 tripulantes que estaban a bordo de la embarcación.

Fernando Morales, vicepresidente de la Liga Naval Argentina, dijo que, por las primeras imágenes que se observan del submarino ARA San Juan, cuyos restos fueron hallados en la noche del viernes en aguas del Atlántico sur, indicarían que se produjo "un implosión" que dejó al buque partido "en tres o más pedazos".

El especialista valoró además, en diálogo con radio Mitre, "la presión hecha por los familiares" de los 44 tripulantes que estaban a bordo de la embarcación, lo que "hizo que apareciera el submarino, gracias a la contratación de la firma Ocean Infinity, una firma seria y responsable, capaz de obtener este resultado".

Los restos del submarino ARA San Juan, que había perdido contacto junto a sus 44 tripulantes desde el 15 de noviembre de 2017, fueron localizados anoche sobre el lecho marino a unos 800 metros de metros de profundidad en el Atlántico sur, confirmaron altas fuentes de la Armada Argentina y del Ministerio de Defensa.

El hallazgo también fue comunicado esta madrugada a los familiares por autoridades de la Fuerza de Submarinos, según confirmaron a Télam parientes de los marinos en Mar del Plata; y la localización fue realizada por el buque "Seabed Constructor", de la empresa estadounidense Ocean Infinity, que desde el 6 de septiembre estaba al frente de las operaciones de búsqueda en la zona en la que el submarino perdió contacto, aproximadamente a 250 millas náuticas (460 kilómetros) al este del Golfo chubutense de San Jorge.

Morales relató que "hasta ahora lo que han visto (los investigadores) fue una implosión propia del peso de la columna del agua sobre el casco de la embarcación. Pero esto es muy preliminar".

No obstante, confirmó que "el buque está partido en tres o más pedazos", según las imágenes obtenidas hasta el momento.

Por otra parte, consideró que "la presión de los familiares hizo posible la búsqueda de Ocean Infinity, que todos veían como una empresa más seria".

El perito contó que la zona donde fue hallado el ARA San Juan "ya se había inspeccionado" con la colaboración de las armadas de otros países, pero que en esa oportunidad "se buscaban vidas" por lo cual la metodología fue "diferente" respecto de la utilizada en este caso.

"En aquella oportunidad se buscaban vidas, eso hace que la búsqueda tenga que ser rápida. En cambio, la de Ocean fue más científica, más lenta y más profesional".

"Los buques de las armadas que nos vinieron a ayudar buscaban en la superficie del mar con una capacidad de rebote de imagen más pobre", precisó.

Según informaron la Armada y la cartera de Defensa a través de la red social Twitter, el ARA San Juan fue localizado a 800 metros de profundidad en el área denominada Site-1, tras la inspección realizada en inmersión por un vehículo de operación remota (ROV).

En tanto, Morales sostuvo que por el momento las imágenes obtenidas provienen de "una especie de cajón que se bajó donde se halló el buque, que tiene la capacidad de filmar de la misma manera que ve el ojo humano".

"Ahora que sabemos que no lo hundieron los ingleses, que no estaba espiando en Malvinas, tenemos que tener paciencia para dejar fluir la información", recomendó el perito.

Asimismo, analizó que "la otra inquietud que se abre" es la de "si se puede recuperar (el buque y los cuerpos), pero es un tema muy complejo, muy costoso si se pudiera, y habría que ver si ese costo contribuye a un hecho concreto".

Morales explicó que "cada 10 metros de agua el cuerpo soporta una presión de agua de un kilo, y si pensamos que el buque fue hallado a 800 metros, tenemos una presión atmosférica de 80 veces la presión atmosférica. Es decir, nuestro cuerpo estaría soportando una presión de 80 veces superior a la que sufrimos cuando caminamos por la calle".

"Si el submarino se parte y los cuerpos reciben esa presión de golpe de 80 kilos, pensar que puedan ser recuperados, después de un año sometidos a esa presión constante, es poco probable" dijo, pero añadió que "corresponderá a las autoridades ver de qué manera se aborda esta situación".