País
Martes 26 de Junio de 2018

El Gobierno regularizará pagos de obras públicas para evitar 40 mil despidos

La situación se da en el sector de la construcción. A partir de julio la Nación se podrá al día con los proveedores, especialmente las Pymes.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró este martes que el Gobierno empezará a regularizar, desde julio, los pagos demorados de las obras públicas, para evitar de ese modo despidos en el sector.

El funcionario dijo que el Gobierno utilizará parte de los recursos que llegaron del FMI para regularizar los pagos, principalmente a las pymes, que son las que más están sufriendo la ralentización de la economía.

"Está claro que tenemos la preocupación de sostener en el tiempo, el ritmo de obra pública. A partior de la mormalizción de los mercados y del apoyo del FMI, mejoraremos desde el mes próximo el ritmo de pagos de las obras en ejecución", enfatizó Frigerio.

El ministro habló en una conferencia de prensa brindada en la sde de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) junto al titular de se sindicato, Geardo Martínez y al presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Gustavo Weiss.

Por su parte, Martínez celebró la promesa oficial, tras considerar que había "mucho temor" entre los trabajadores "por la posibilidad latente que se den 40 mil despidos en el sector", por el freno a la obra pública que aplicará el Gobierno para reducir el déficit fiscal.

"Estábamos viendo algunos inconvenientes en el pago de las obras, en los créditos (por las altas tasas de interés) y en el ritmo de ejecución. Por esto, decidimos pre-ocuparnos teniendo en cuenta los nubarrones que afectan a la economía. Y acá estamos dialogando con el Gobierno y las empresas", resaltó Martínez.

El sindicalista hizo un "llamado de atención" a los formadores de precios que "no tienen insumos en dólares para que no encarezcan el hiero, el cemento y los ladrillos".

En este punto, Frigerio admitió "preocupación" y aseguró que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia ya está actuando para evitar abusos.

A su turno, Weiss le pidió compromiso a los gobernadores e intendentes para que ayuden al Gobierno en la elaboración del Presupuesto 2019 "eliminando gastos superfluos o improductivos, en vez de recursos para obras públicas".

"El Gobierno enviará en septiembre el Presupuesto al Congreso. Estamos de acuerdo en que hay que hacer un ajuste porque la Argentina no puede seguir gastando más de lo que genera. Ahora, hay que ver muy bien dónde se va a recortar, teniendo en cuenta el impacto económico que tiene la construcción".