País
Martes 12 de Junio de 2018

El hijo de una exdiputada fue "secuestrado" por una joven para tener relaciones

Fuentes policiales indicaron que todo se inició el lunes en un edificio en Caballito.

El hijo de una exdiputada nacional fue protagonista de un hecho curioso, luego de ser "secuestrado" por una mujer de nacionalidad paraguaya tras mantener relaciones sexuales en un departamento en el barrio porteño de Caballito, donde la dueña de casa cerró la puerta con llave y no lo dejó salir.

Fuentes policiales revelaron que todo se inició el lunes cuando Daniel arribó a las 7:10 en un taxi a un edificio situado en la calle Arturo Jauretche al 200.

Allí tenía previsto encontrarse con una joven de entre 25 y 30 años en el séptimo piso de ese lugar.

Sin embargo, alrededor de las 12:20 su madre, quien fue diputada nacional del Frente Popular Bonaerense (Frepobo), recibió dos mensajes de él en el WhatsApp.

El primero de ellos decía "estoy secuestrado ayudame" y el segundo indicaba: "Me tiene secuestrado una paraguaya en Jauretche".

A partir de esta situación, la exdiputada nacional radicó la denuncia en la comisaría 11 de la Policía de la Ciudad y enseguida un móvil arribó al lugar.

Allí, los uniformados solicitaron las cámaras de seguridad del edificio y vieron que el joven arribó alrededor de las 7:10, tras bajarse de un taxi, tocó el timbre del departamento en cuestión y la mujer le abrió.

Los oficiales se entrevistaron con el encargado del edificio y le pidieron un número de contacto de la dueña del departamento, identificada como Gabriela, y el hombre les entregó el de un teléfono celular.

Al llamar a ese número los policías constataron que el aparato sonaba dentro del domicilio y ante la posibilidad de que se tratara de un secuestro actuaron con cautela.

Ante ello se efectuó una nueva consulta con la Fiscalía actuante, quien dispuso se tome contacto el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 20, a cargo de Diego Slupski, Secretaría número 162 de Pablo Bebebino, que determinó que los uniformados ingresaran al domicilio para rescatar al joven.

Pero al ingresar, los policías se encontraron con otro hecho curioso y fue que tanto Daniel como Gabriela se encontraban durmiendo en el interior.

El joven, que se encontraba en perfecto estado de salud, explicó a los oficiales que tras mantener relaciones sexuales con la propietaria de la vivienda, ésta no lo dejó irse, cerró la puerta con llave y escondió las mismas.

Asimismo, explicó que al quedarse sin batería en su teléfono celular ya no pudo llamar ni mandar mensajes nuevos.
La mujer fue detenida y trasladada a la comisaría 11 de la Policía de la Ciudad.

La causa quedó caratulada como "Averiguación de Privación Ilegal de la libertad".