País
Martes 12 de Marzo de 2019

El titular del Episcopado exhortó a "dar un corte radical" a los abusos en la Iglesia

Monseñor Ojea, sostuvo que "Es necesario reconocer nuestros pecados"

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, exhortó a los obispos argentinos a "dar un corte radical" a los abusos dentro de la Iglesia y a "no encubrir ni de lejos una denuncia que amerite una investigación", a la vez que los llamó a "renovar estilos de vida y estructuras de formación" para volver a "una auténtica austeridad de vida y transparencia".

Así lo expresó esta tarde en la homilía de la misa de apertura de la asamblea plenaria que reúne -desde hoy y hasta el jueves- a un centenar de obispos de todo el país, en la casa de retiros El Cenáculo, de Pilar, en un encuentro que estará caracterizado por el tono electoral de este año y la preocupación de la Iglesia por la situación social.

"Estamos llamados a cuidar especialmente a los hermanos y hermanas de las periferias existenciales. Muchos de ellos, pequeños y pequeñas que debieron ser cuidados y protegidos, fueron cruelmente maltratados en situaciones de abuso dentro de la Iglesia, que hoy estamos comprometidos a erradicar", dijo el obispo de San Isidro en el sermón ante los obispos.

Ojea viene de participar de la cumbre anti-abusos que convocó Francisco entre el 21 y el 24 de febrero en el Vaticano, con la participación de los presidentes de los episcopados de todo el mundo, en la que el Papa lanzó una serie de medidas para "erradicar la brutalidad" de la pederastia por parte de sacerdotes.
"Hemos sido llamados vivamente por el Santo Padre y por toda la Iglesia a dar un corte radical a estas situaciones. A no encubrir ni de lejos una denuncia que amerite una investigación para proteger a los menores y a los adultos vulnerables. Esto es importante, esencial y urgente, pero no basta. Estamos llamados a ir más allá", añadió Ojea.

En ese sentido, llamó a "renovar de raíz estilos de vida y estructuras de formación que han hecho posible que germinara en algunos clérigos un sentimiento de superioridad y de dominio con respecto al pueblo fiel y que han facilitado que vivieran como si no tuvieran que dar cuenta a nadie de sus actos, en una situación de verdadera impunidad".

"Tenemos que estar sumamente atentos para que no se creen entre nosotros estas condiciones que son favorecidas claramente por un clericalismo que ama las situaciones de privilegio y por la falta de una autentica austeridad de vida y de transparencia", añadió.

En tanto, el titular del Episcopado aseveró que "los abusos de poder en un sentido más amplio, unidos a los abusos sexuales, han contribuido a crear una actitud de rabia y enojo en muchos fieles, lo que, en palabra del Santo Padre, es una expresión de la Ira de Dios", lo que se suma a una "actitud crítica a la Iglesia".

Ojea exhortó que -frente a esta situación- los obispos no deben victimizarse ni sentirse "objetos de injusticia" sino realizar un "examen de conciencia sobre lo que podemos haber hecho mal".

El encuentro en Pilar, que tradicionalmente se realiza en el mes de mayo, este año fue adelantado a marzo ya que entre el 29 de abril y el 17 de mayo todos los obispos argentinos realizarán la llamada visita 'ad limina' al Vaticano donde se reunirán con el papa Francisco para analizar la situación de la Iglesia en el país.

Se trata de la primer vez, desde que Jorge Bergoglio es Papa, que la totalidad de los obispos argentinos irán a ver a Francisco en forma conjunta, para presentarle un informe detallado de la situación de la Iglesia y el país.

"Tenemos por delante un acontecimiento importante para nuestra comunión episcopal como la Visita ad Limina que haremos en el próximo mes de mayo y que será una oportunidad de renovar nuestra fidelidad al Señor y a su Iglesia en la persona del sucesor de Pedro", dijo hoy Ojea en la misa de apertura de plenario.

En ese sentido, señaló que el papa Francisco los "espera" y que los obispos argentinos vivirán el viaje como una "verdadera peregrinación a las fuentes de una renovación personal, pastoral y eclesial".
"Les pedimos desde ya a los futuros Beatos, Mártires de la Rioja, cuyo ejemplo de fidelidad brillo en un momento muy oscuro de nuestra Patria, que nos ayuden a transformar este momento tan difícil para nuestra Iglesia en una auténtica oportunidad de conversión", concluyó su mensaje.

Se refirió de esta manera al obispo de La Rioja, Enrique Angelelli; los sacerdotes Gabriel Longueville y Carlos de Dios Murias; y al laico Wenceslao Pedernera -todos ellos asesinados durante la dictadura militar- que serán beatificados el próximo 27 de abril en esa provincia.

Fuente: Télam - San Juan 8

Comentarios