País
Viernes 29 de Diciembre de 2017

En 2018 salen a subasta los terrenos del ferrocarril

Se fraccionarán en parcelas y la idea es obtener como mínimo U$S10 millones para poder empezar con las obras

Si todo sale según lo planeado, el 2018 será el momento de inflexión en lo que respecta a obras de infraestructura y vivienda para la Municipalidad de Capital. A los avances en el Plan de Renovación Urbana, se sumará la habilitación y mudanzas de familias a las torres del Procrear de calle Tiburcio Benegas y Suipacha y, además, saldrán a subasta los terrenos del ferrocarril donde se levantará el enorme proyecto denominado Estación Mendoza.

El proyecto es la gran apuesta que tiene la Ciudad como desarrollo inmobiliario, y a principios de año tuvo su primer avance con la elección del proyecto ganador en el concurso de idea nacional. Sin embargo, desde ese momento y hasta ahora, todavía no observan avances concretos en el terreno.

A pesar de la quietud que reina entre las calles Perú, Suipacha, Las Heras y Tiburcio Benegas, el intendente de Capital, Rodolfo Suarez, aseguró que en 2018 empezará a destrabarse definitivamente la situación y que "una vez que comience a andar, no va a parar más".

Por ese motivo, vendrá la semana próxima a Mendoza Ramón Lanus, titular del Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), para terminar de pulir los últimos detalles para poder sacar a subasta los lotes divididos en parcelas.

"La subasta la hace la Nación y veremos cómo resulta. Lo que no queremos es que vengan empresarios a comprar y que después no hagan nada, entonces en la subasta habrá precios, plazos y proyectos", explicó Suarez.

Además, el intendente dijo que no está definido el precio de las parcelas, pero habrá un monto mínimo que tiene que ver con el precio de venta promedio del m² en la provincia. "También estamos por firmar un convenio con la Nación con el objetivo de conseguir un mínimo de U$S10 millones, que es lo que necesitaríamos para infraestructura".

Lo que sí es seguro es que las parcelas más importantes, es decir, las que serán más caras, son aquellas que están sobre calle Perú.

En cuanto al espacio que limita con Suipacha y Tiburcio Benegas, donde están actualmente funcionando los talleres de reparación del Belgrano Cargas, la idea es que se forme un gran lote con el objetivo de que haya un solo comprador.

"La meta es que ahí haya un mercado, cines, servicios, restoranes, estacionamientos, por supuesto pensando en el largo plazo", dijo Suarez.

La prioridad
Una de las primeras medidas que busca concretar la Municipalidad es la apertura de la calle Godoy Cruz. El objetivo era lograrlo a mediados de este año, pero no se pudo concretar tal como estaba previsto porque para eso primero debe haber avances en la "mudanza" de los talleres del ferrocarril a Palmira.

La idea es que, ni bien se consiga dinero producto de las subastas de las parcelas, se pueda encarar la construcción de los nuevos talleres y, de una vez por todas, concluir la obra en esa arteria que se conectará con Roque Sáenz Peña, pero que hasta el momento apenas supera la línea de la calle Belgrano.

"La prioridad es la calle Godoy Cruz, que llega hasta la mitad ya construida pero hay una barrera de trenes viejos que impiden el paso de la calle hacia el otro lado", aseguró Suarez.

También se abrirá la calle Belgrano, que tendrá un gran bulevar por donde circulará el Metrotranvía y se construirán bicisendas. El objetivo allí es que se transforme en un sitio compatible entre los peatones, automovilistas, ciclistas y el Metrotranvía.

"A medida que resolvamos temas podemos ir avanzando y estamos seguros de que cuando se empiece a mover, no para más. Todo tiene que ir funcionando junto, si se venden dos terrenos empezás a tener plata para infraestructura y empezar a construir los talleres en Palmira", aseguró el intendente.

En Palmira
Un tema en el que hizo foco Suarez fue justamente en el de la mudanza de los talleres del Belgrano Cargas a Palmira, que será clave para poder concretar el desarrollo urbanístico planeado para esa zona.

"Los talleres en Palmira todavía no arrancaron, pero es mentira que se trasladan, porque estos que están son viejos. Se harán nuevos, con la tecnología adecuada a la maquinaria nueva. De todas formas, nosotros no queremos hacer depender este proyecto de lo de Palmira, queremos avanzar con recursos de la venta de los terrenos y utilizar la plusvalía en inversión para infraestructura y que la rueda empiece a andar", cerró Suarez.