País
Domingo 24 de Junio de 2018

Líderes gremiales prevén una huelga contundente

Lo vaticinaron los triunviros cegetistas Héctor Daer y Juan Carlos Schmid. Celebraron la cantidad de adhesiones. Los miembros de la central obrera pidieron que el gobierno de Mauricio Macri tome nota y reflexione

El triunviro de la CGT Héctor Daer afirmó ayer que el paro nacional convocado para mañana será un "reclamo contundente de la inmensa mayoría de la sociedad", y pidió al Gobierno que "tome nota y reflexione sobre el significado de la medida de fuerza convocada por la central gremial y las dos CTA".

"Han generado una debacle colectiva de la sociedad en términos económicos que se va a expresar contundentemente el lunes", dijo Daer.

El gremialista rechazó el hecho de que el Gobierno "pone como único objetivo bajar el déficit fiscal a costa de un endeudamiento que termina siendo una fantasía" y criticó a los "liberales" al señalar que "no se pueden dar todos los gustos: déficit fiscal, apertura de economía, con un solo ganador, que es el sector financiero".

Consultado sobre la adhesión de las dos CTA a la medida de fuerza el dirigente sindical expresó que si bien existen "matices todos miramos con un mismo prisma la realidad política, sindical y social parados en una misma vereda".

"Estoy muy contento de que la CGT haya fijado una fecha y se hayan sumado todas las organizaciones sindicales y sectores pymes, del comercio y de la pequeña industria porque todos padecen lo mismo que la economía hogareña", indicó.

En cuanto a la incorporación de otros sectores a la CGT cuando se elijan nuevas autoridades el 22 de agosto, el dirigente sindical remarcó que "hay que hacer todos los esfuerzos para lograr la mayor unidad posible más allá el instrumento que se utilice".

Otro triunviro, Juan Carlos Schmid anticipó que el paro general del próximo lunes "va a ser el más importante de los últimos ocho años y el Gobierno además de escuchar la voz de los mercados, también que escuche la de la CGT y los movimientos populares".

El líder de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) subrayó que "este llamado de atención tiene que abrir un panorama sobre cuáles son las verdaderas intenciones de que el Gobierno tenga un diálogo con voluntad de cambio, que no solamente sea escuchar la descripción de los problemas que hay, sino la instrumentación de las correcciones que quiere la CGT".

Consultado sobre el tiempo que llevó la definición de la medida de fuerza, Schmid indicó que "un paro se construye, no es que se aprieta un botón y aparece un paro. Hubo una secuencia de hechos que fueron madurando el paro", al tiempo que recordó "la dispersión que hay en el movimiento sindical".

El integrante del triunvirato de la central obrera señaló que "esa dispersión se da porque hay un problema del trasfondo político, hay una fragmentación grande en el campo popular y una crisis fuerte en el peronismo y eso termina cruzando las fronteras hacia la CGT".

"Seguramente, después del paro habrá una evaluación de la CGT, que tiene que ir acelerando los tiempos para la renovación de autoridades que está pactada para agosto. Eso está en horizonte y hay que ponerlo en perspectiva rápidamente", planteó.

Schmid consideró que "el formato de tres hombres no ha dado el resultado esperado, no ha funcionado. El Congreso de la CGT debe discutir la renovación de autoridades, pero también un programa mínimo de la clase trabajadora".