País
Viernes 30 de Noviembre de 2018

Nueve personas fueron detenidas tras la marcha contra el G20

Los primeros dos detenidos fueron dirigentes del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) que tenían en su poder 25 handies de comunicación con valija de recarga.

Nueve personas, algunas de las cuales llevaban bulones y elementos inflamables, fueron detenidas antes y después de la marcha contra el G20 por "infringir las normas pautadas por el Ministerio de Seguridad" respecto de esta protesta en la ciudad de Buenos Aires, informaron fuentes policiales.

Los primeros dos detenidos fueron dirigentes del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) que tenían en su poder 25 handies de comunicación con valija de recarga.

Ambos fueron trasladados a la comisaría 52 del barrio de Villa Lugano y se les abrió una causa "por averiguación de ilícito" que quedó en manos del juez federal Claudio Bonadio.

Otros tres arrestos fueron realizados por la División Prevención del Delito de la Policía de la Ciudad en la calle Santiago del Estero al 1200, cuando un grupo de jóvenes que se desprendía de columnas de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie cambió bruscamente el sentido de su caminata, según detallaron desde la fuerza de seguridad.

La Policía de la Ciudad les solicitó que abrieran sus mochilas y al revisarlas hallaron que tenían gran cantidad de bolitas de vidrio, bulones y tornillos, así como gajos de limón para aplicar en los ojos y aliviar los efectos de los gases lacrimógenos.

El hallazgo fue comunicado a la Fiscalía Contravencional Zona Este, a cargo de Federico Tropea, quien dispuso los arrestos, comentaron las fuentes, y apuntaron que los detenidos son dos hombres de 21 años y una mujer de 19.

Uno de ellos es oriundo de Dock Sud, Avellaneda, y fue procesado por el juez Bonadío tras ser detenido encapuchado, arrojándole piedras a un local de la firma Movistar, en Avenida de Mayo, durante los disturbios por la reforma previsional en diciembre del año pasado.

Tras identificar a los tres detenidos con una mochila con tuercas y bulones, el fiscal Tropea ordenó que fueran liberados.

Horas más tarde, en la calle Lima e Independencia detuvieron a 4 manifestantes (3 menores y 1 mayor) con elementos contundentes e inflamables.

El mayor fue enviado a la alcaídia, un menor fue liberado y los otros dos llevados al Instituto Belgrano.

En tanto, cuando estaba terminando la marcha, alrededor de las 18.30, la Policía Federal interceptó en la esquina de San José y Belgrano a varias camionetas que llevaban gran cantidad de banderas del PTS.

Cuando los efectivos revisaron los vehículos, encontraron palos, clavos, tornillos, gomeras, botellas de alcohol, guantes, tenazas, trincheras, palas, filtros para máscaras de gas y gran cantidad de banderas de Estados Unidos.

Ocho hombres que estaban a bordo de los vehículos fueron identificados, se les devolvieron los vehículos y se decomisó todo lo que había en su interior.

En Twitter, el diputado nacional del FIT, Nicolás del Caño, denunció que antes de iniciar la marcha anti G20 las fuerzas de seguridad detuvieron al apoderado del PTS, Guillo Pitonesi, y al secretario parlamentario Hernán Barrio y reclamó "su inmediata libertad".

Luego, también se expresó en contra de las requisas de los fletes que llevaban las banderas.

Asimismo, el legislador porteño del PTS/FIT Patricio del Corro contó cómo fue la detención de la mañana: "Nos avisaron que estaban reteniendo una camioneta con banderas. Llegamos y nos avisaron que los handies no estaban habilitados. Tenemos los papeles. Quedan dos detenidos, entre ellos el apoderado del partido".

"Me quisieron detener a mí, que soy diputado. La camioneta pertenecía al partido. Y la camioneta siguió. Nosotros los tenemos porque como todos saben se cortan las señales de celulares en las marchas y es más seguro para nosotros tenerlos. Si secuestran los materiales, ¿por qué detienen?", añadió.

Por su parte, la diputada del PTS Myriam Bregman explicó que "la utilización de los handies es un mecanismo utilizado para comunicarnos en las movilizaciones. Nada distinto a lo de cualquier marcha. Es más, la persona que detuvieron, nuestro apoderado, ni siquiera estaba en esa camioneta. Le detienen cuando se identifica y trata de preguntar qué es lo que está pasando.