País
Domingo 20 de Mayo de 2018

Quiénes eran los argentinos fallecidos en la tragedia aérea de Cuba

Ella enfermera, él ex tesorero de un banco. Dora Cifuentes y su esposo Oscar Almarás habían viajado para conocer la isla caribeña. Ambos eran de Mar del Plata. Familiares viajaron a La Habana para colaborar en la identificación.

No era el primer viaje en avión que hacían juntos y hace un buen tiempo habían planificado sus vacaciones en Cuba. Oscar Hugo Almarás y su mujer Dora Beatriz Cifuentes, las víctimas argentinas de la tragedia aérea de La Habana, vivían en Mar del Plata.

Ella trabajaba de enfermera. Él se había retirado el año pasado como tesorero de un banco. "Eran excelentes personas", los recordó un familiar en las redes sociales.

Almarás fue tesorero de la sucursal bancaria de avenida Luro y La Rioja, en el centro de Mar del Plata. Optó por jubilarse cuando Santander Río compró Citibank, aunque había sido tentado para continuar en el puesto.

Cifuentes se desempeñó como enfermera en la Clínica 25 de Mayo, puntualmente en la nursery. Su compañera Mirta Blanco la recordó: "Trabajé con ella, compartimos guardias incluso en Navidad. Con Beatriz aprendí el abc de los recién nacidos".
Andrés Cifuentes, sobrino de ambos, les dedicó un posteo en Facebook: "QEPD tío Oscar y tía Beatriz... Gracias por tu último abrazo".

El Ministerio de Relaciones Exteriores argentino, en un comunicado donde informó quiénes eran las víctimas, afirmó: "Acompañamos a las familias de las víctimas en este momento de profundo dolor, que comparten todos los argentinos. El Gobierno de la República Argentina se encuentra profundamente conmocionado por el fallecimiento de los compatriotas".

Una falla en el avión
El viernes, un Boeing 737-200 de la aerolínea Cubana de Aviación se estrelló con 110 personas a bordo, pocos minutos después de despegar del aeropuerto internacional José Martí, en La Habana.
Solamente tres mujeres sobrevivieron al accidente, aunque los médicos señalaron que se encuentran en grave estado. Están internadas en el Hospital Calixto García. Tienen traumatismos de cráneo y quemaduras. "Trabajamos para corregir las lesiones sufridas en pos de lograr sus estabilidad, aunque no están exentas de riesgo de vida", dijo ayer a la estatal Agencia Cubana de Noticias el director del centro médico, Carlos Alberto Martínez.



Comentarios