Policiales
Sábado 23 de Junio de 2018

A una policía investigada por venta de drogas le encontraron porros ocultos en un pan dulce

Fue descubierta por una cámara de seguridad en la Rotonda del Gaucho. Para intentar zafar amenazó con denunciar a los uniformados que la sorprendieron con la marihuana. Se trata de la auxiliar que es investigada de narcomenudeo en Salto de las Rosas.

Una mujer policía fue sorprendida con cigarrillos de marihuana cuando se encontraba con un hombre el viernes a la tarde en la Rotonda del Gaucho, en el corazón del parque Hipólito Yrigoyen. Pidió que la hicieran zafar, no tuvo eco y amenazó a sus colegas con denunciarlos. Pero esto no fue lo único irregular de la situación, ya que esta efectivo está investigada como presunta vendedora de drogas en Cañada Seca.

Todo comenzó cuando a las 17.25 el CEO ordenó a policías de Cuerpos Especiales que se encontraban de patrullaje en el centro que se desplazaran a la rotonda en cuestión porque a través de la cámara de seguridad del lugar se observó una pareja aparentemente con algún tipo de estupefaciente.

Al arribar a ese punto, los policías requisaron a las personas y sus pertenencias y encontraron en el interior de un pan dulce dos cigarrillos armados con marihuana.

Pero esto que parecía un hallazgo rutinario se convirtió en sorpresa cuando la mujer manifestó que era policía y le solicitó a los uniformados que la hicieran "zafar".

Pero ante la negativa de los efectivos, la mujer comenzó a amenazar a sus colegas con denunciarlos ante la Inspección General de Seguridad, según informó la oficina de prensa de la Distrital Dos.

Los policías no hicieron caso a las amenazas y convocaron al lugar a investigadores de la División Lucha contra el Narcotráfico para secuestrar la droga y por orden del fiscal federal Federico Baquioni dispusieron labrar el acta correspondiente en el marco de la Ley 23737 de Estupefacientes, pero no fue detenida porque la cantidad encontrada se presume que puede ser para consumo.

De todos modos se abrió una investigación para determinar si realmente iban a ser consumidos en el marco de una mateada en el parque o se encontraban vendiendo la droga.

De todos modos esto queda como una mancha más en el legajo de la policía, ya que se trata de la auxiliar de 23 años que es investigada de presunto "narcomenudeo" mientras prestaba servicios en la Comisaría 42 de Salto de las Rosas.

Un delito que destapó a otro

Esta policía comenzó a ser investigada por este tema el 25 de abril cuando sus padres protagonizaron una discusión en el barrio Costa Babacce, en Cañada Seca, donde la madre acusó a su ex marido de agredirla e incluso amenazarla con una escopeta.

La víctima del ataque manifestó que la discusión se originó porque el hombre le recriminó que la hija de ambos (la joven policía) vendía estupefacientes desde mediados del año pasado junto a su pareja. Su progenitora incluso agregó que realizaba el narcomenudeo mientras patrullaba en un móvil policial.

Ante ello la Inspección General de Seguridad (IGS) inició un expediente al respecto, le retiraron el arma a la auxiliar y la trasladaron a la Comisaría 32 de ciudad donde presta servicios de civil.

Un caso de violencia de género terminó en una acusación contra una policía por vender drogas

Comentarios