Policiales
Jueves 09 de Agosto de 2018

Dos jóvenes sorprendidos cuando robaban una juguetería

Ocurrió este jueves a la madrugada en el local de San Lorenzo y Barcala. Levantaron una reja y reventaron un vidrio para entrar. Quisieron llevarse juguetes y dinero pero fueron detenidos adentro del comercio.

Dos ladrones que entraron a robar a la juguetería "Regalame" fueron sorprendidos en el interior del local gracias al oportuno aviso de vecinos y de una cámara del CEO, y fueron detenidos por la Policía.

La incursión ocurrió minutos después de las 5 de la madrugada de este jueves. Los delincuentes forzaron las rejas del frente de local de San Lorenzo y Barcala y reventaron el vidrio de la puerta.

Una vez adentro revolvieron todo y acomodaron en bolsas distintos juguetes para llevárselos. También tomaron unos tres mil pesos que estaban guardados en la caja registradora.

Pero los jóvenes ladrones, de 22 y 17 años, no tuvieron en cuenta que eran observados, o actuaron con excesiva confianza alentados por un sentido de impunidad, ya que los vio el policía federal de guardia del Juzgado Federal y unos vecinos que llamaron al 911.

Ante el aviso, la cámara ubicada en la esquina suroeste, en la vereda de la escuela Normal, "logró visualizar a una persona que estaba intentando ingresar al local comercial, lo cual logró, y por la vereda norte de Barcala se observó a una persona más que entró al lugar, se alertó a las movilidades que rápidamente arribaron a la juguetería y lograron la aprehensión de estos sujetos", informó el comisario Jorge Andino, segundo jefe del Centro Estratégico de Operaciones.

Por su parte, Teresa Viñolo, propietaria de la juguetería, contó que "los vecinos llamaron por teléfono, además salió el policía federal que está en el juzgado, ellos fueron los primeros que aparecieron y después llegaron como cuatro o cinco patrulleros, encontraron a los ladrones adentro del local, tenían todas las cosas preparadas en bolsas y también el dinero de la caja". Además quisieron llevarse "cosas irrisorias como caramelos y chupetines".

Aunque es la primera vez que le intentan robar, recordó que días antes encontró indicios de que había sido forzada la reja de la vidriera de calle San Lorenzo.

La comerciante se lamentó por la impunidad con que actuaron, ya que enfrente está el Juzgado Federal con un policía de guardia, la cámara del CEO y cámaras en el interior de la juguetería.

También le sorprendió que uno de los delincuentes se intentaba golpear adentro del patrullero y luego en la comisaría "para luego decir que lo habían golpeado los policías".

Viñolo destacó la actuación de los uniformados y pidió más apoyo para la Policía porque observó que los uniformados trabajan con pocos recursos. "Tienen que darle lo que necesitan para que funcionen bien, porque si no estamos todos los días con robos".

Comentarios