Política
Sábado 23 de Junio de 2018

Cornejo, en la "mesa chica" del Gobierno que se reunió en Olivos

Mauricio Macri hizo un gesto para contener el enojo de los radicales.

Mauricio Macri hizo un gesto para contener el enojo de los radicales, que reclaman que el Gobierno tome medidas concretas para mejorar el contexto económico, publicó anoche La Política On Line.

Ayer, los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes) y Alfredo Cornejo (Mendoza), quien además preside la UCR, visitaron Olivos para reunirse con Marcos Peña, Emilio Monzó, María Eugenia Vidal y Rogelio Frigerio.

Esa es una de las mesas chicas, que denominan "G7", que Macri volvió a rearmar ante la crisis de conducción de su gobierno por la caída del gradualismo impulsado por la tríada de la jefatura de gabinete.
Macri ofreció un gesto de concordia y pasó a saludar para la foto, de la que no participó la gobernadora bonaerense.

El Presidente no quiere que los radicales le propinen otra turbulencia como la de las tarifas, cuando presentaron un proyecto para frenar las subas y despertaron al peronismo, que le provocó una derrota al Gobierno en el Congreso.

Fuentes del Gobierno aseguraron que en la reunión no hubo reclamos aunque sí se discutió sobre medidas que tiene que tomar la Rosada para "volver a enamorar a la clase media".

En el encuentro también se habló de cómo encarar la relación con el peronismo, una preocupación del Ejecutivo que quedó plasmada en la designación de Dante Sica como ministro de Producción.

Además los radicales propusieron ideas para tomar medidas con el objeto de recuperar la iniciativa política.