Política
Domingo 14 de Octubre de 2018

Cornejo va contra la reelección de intendentes

Siete son los que no renovarían el mandato en sus comunas: cinco del PJ, uno de la UCR y otro del Frente Renovador. Hay sucesores

Si el futuro electoral de las comunas se pudiese jugar como un partido de fútbol, podría decirse que quien tiene el dominio de la pelota es el gobernador Alfredo Cornejo quien, como estratega que es, tiene dos jugadas armadas que podría ejecutar de un momento a otro.

Pasa que en la Legislatura se discute un proyecto –de la diputada oficialista Mabel Guerra, que tiene la venia de Cornejo– para modificar la Ley Orgánica de las Municipalidades y limitar las reelecciones de los intendentes y concejales a sólo una de manera consecutiva. A la vez, el jefe del Ejecutivo tiene a mano la chance de promulgar la ley 7.814 votada en el 2007, con referéndum en el 2009 para modificar el artículo 198 de la Constitución provincial y así ponerle coto a la perpetuación de los caciques comunales. Para esto, debería conseguir el aval de la Suprema Corte que le permita modificar la anterior interpretación de la ex jueza Aída Kemelmajer, que exigía más del 50% del padrón electoral para avanzar con aquella modificación.

Si optase por esta última posibilidad –algo que admiten en Casa de Gobierno– estar estudiando, 7 de los actuales intendentes, 5 de ellos del justicialismo y 2 propios, aunque no de su riñón político, el año que viene se quedarían sin la chance de volver a dirigir sus municipios. En ese listado están los intendentes del PJ de Lavalle, Roberto Righi; de San Martín, Jorge Giménez; de Maipú, Alejandro Bermejo; de Tunuyán, Martín Aveiro y de San Rafael, Emir Félix. A los que se suman el radical, de las filas de Julio Cobos, Mario Abed, intendente de Junín, y el sancarlino Jorge Difonso, quien integra el Frente Cambia Mendoza, pero es del Frente Renovador.

Si Cornejo decide jugar la carta de limitar las reelecciones de los intendentes a fin de año, acortará aún más las chances que tienen esos caciques de construir sucesores, sobre todo teniendo en cuenta que sobrevuela la posibilidad de que en 2019 se desdoblen las elecciones, con lo cual las PASO serían en junio y las elecciones generales en septiembre.

Al parecer, esa podría ser la interpretación que hizo el intendente de Maipú, Alejandro Bermejo, quien en el 2019 cumplirá 8 años en su cargo y contra todos los pronósticos de reelección, días atrás anunció que no volverá a ser candidato en la comuna y sumó una noticia que generó un estruendo político: su sucesor podría ser el ex legislador y ex secretario de Celso Jaque, Matías Stevanato, el mismo que compitió con Bermejo en el 2015 y consiguió sólo el 5% de los votos. Como para comenzar a construirlo como candidato, mandó al Concejo Deliberante el pedido de autorización para crear la Jefatura de Gabinete, que ocuparía Stevanato, echando por tierra los deseos de otros que llevan años buscando convertirse en sucesor.

Débil discípulo del "Gimenismo"

De caerse la posibilidad de conseguir una nueva reelección, la cuarta para el intendente Jorge Giménez, en tierras sanmartinianas la sucesión no estaría tan definida como en Maipú.

Si bien hay quienes especulan con que Bartolomé Robles –hoy presidente del Concejo Deliberante y yerno de Giménez– podría ser el ungido, esa posibilidad es endeble porque el edil, que el año que viene termina su mandato, no mide en las encuestas preliminares.

Ante este panorama, Giménez intentaría conseguir un quinto mandato, algo que podría ser viable si prospera el proyecto de Guerra.

Es que de convertirse en ley esa iniciativa, como no podría ser retroactiva, desde el momento en que entrase en vigencia tomaría como primer mandato el vigente y por tanto habilitaría una reelección. Es decir, supongamos que se sancionase a fin de este año o principios de 2019, todos los intendentes que buscasen reelegirse, aun cuando llevasen 4 mandatos, como es el caso de Giménez, podrían tener 4 años más al frente de sus comunas.

Si eso no fuese posible, aseguran en San Martín, no hay nadie formado como para retener ese departamento para el PJ.

reeleccion intendentes.jpg

Aveiro dispuesto a ir a la Justicia

Otro de los afectados por la posible limitación de la reelección es el intendente de Tunuyán, Martín Aveiro, quien intentaría sumar un mandato más.

Dicen –por lo bajo– que eso ni se pregunta en el edificio comunal de calle República del Líbano, porque aquel que osara hacerlo sería mirado como un enemigo que podría buscar el sillón del Ejecutivo. "El intendente está firme y dispuesto a pelearla donde sea –incluso en la Justicia– para buscar otro mandato", aseguraron, mientras que también confirmaron que no hay otro candidato del justicialismo que no sea él mismo: "No hay plan B".

Lavalle renovaría con una dama

En 2019 Roberto Righi cumplirá 18 años al frente de la comuna de Lavalle –reemplazó al fallecido Carlos Masoero en el 2001 y luego tuvo tres reelecciones– por lo que terminará ahí su cuarto mandato.

Si bien no lo ha dicho públicamente, su entorno asegura que en las próximas elecciones podría disputar algún cargo legislativo, algo a lo que estaría de alguna manera obligado si avanza el freno a la reelección.

Allí la posible discípula podría ser la diputada Carina Segovia, hoy presidenta del bloque Justicialista, quien sembró alguna posibilidad sobre sus aspiraciones cuando se supo que tenía de asesor a un publicista.

Una edil podría suceder a Félix

Emir Félix, el intendente que transita su segundo mandato en San Rafael, estaría pensando en conseguir una segunda reelección en el 2019. Pero si hubiese un impedimento legal que le quitara esa chance, cuesta a simple vista descubrir quién pudiera ser su heredero o heredera.

Una de las personas que hoy es la elegida para reforzar sus políticas y hacer declaraciones públicas es la concejala Cristina Da Dalt, quien fue presidenta del Deliberante y en el 2015 fue la política con mejor imagen entre los sanrafaelinos. Tiempo atrás, la edil dijo estar a favor de que se limitasen las reelecciones de los intendentes, pero añadió que "sería parejo" que se extendiera a los legisladores, como lo propuso el jueves el diputado Marcos Niven (PD).

En San Carlos harán encuestas

Jorge Difonso, el intendente que comanda San Carlos desde el 2007, fue uno de los 13 caciques comunales del oficialismo que firmó en el 2017 la carta que le pedía al gobernador que promulgase la ley que limitaba las reelecciones. Coherentemente con esa firma, se supone que no se presentaría como candidato en el 2019, lo que lo obliga a buscar a un sucesor o sucesora.

Sin embargo, por el momento, no asoma el nombre del ungido.

"Hay 4 o 5 nombres, pero lo más seguro es que se haga una encuesta a fin de año para ver quién mide más", dijeron escuetamente desde su entorno.

Históricamente ese departamento desdobla sus elecciones, por lo que siguiendo lo que dice la reforma electoral, si lo hiciera debería tener las PASO a fines de abril y las generales a principios de septiembre, lo que les acortaría más el tiempo para construir un candidato.

En Junín ya se abren paraguas

A sabiendas de que en las intenciones de Cornejo está la limitación de reelecciones, en Junín el intendente Mario Abed, que transita su cuarto mandato, convocó a sus allegados a una reunión el miércoles. "Nos habló de los escenarios posibles y nos dijo que si se limitan las reelecciones, como puede darse, todos estábamos habilitados para sucederlo. Ahora habrá que ver quién realmente podría hacerlo, porque hay quienes tienen conocimiento, pero les falta militancia o al revés", contó uno de los presentes en el cónclave.

El juninense tiene gente de su riñón en la Legislatura, y en varios organismos, que podrían asomar como sucesores.