San Rafael
Jueves 27 de Diciembre de 2018

Absolvieron al único acusado por el homicidio de Gastón Navarro

Los jueces le dieron el beneficio de la duda. Hubo algunos disturbios a la salida de Tribunales.

Los jueces Ariel Hernández, Julio Bittar y Néstor Murcia absolvieron este jueves a Pablo Padilla, el único acusado por el homicidio de Gastón Navarro (18) que fue baleado en la cabeza el 15 de mayo de 2017 en la intersección de las calles Pedro Vargas y Benielli de ciudad.

La sentencia fue leída este jueves a las 16 en la sala mayor del Palacio de Tribunales. La decisión de los magistrados fue cuestionada por los familiares y amigos de Navarro, que a la salida de la sala donde se leyó el veredicto, empezaron a insultar a Padilla y a su familia.
En ese instante, los policías debieron intervenir para calmar los ánimos y desalojaron el edificio para evitar cualquier tipo de agresión a los jueces y al imputado.
En este difícil contexto, los magistrados le dieron la derecha a la defensa de Padilla que estuvo detenido más de un año y medio. Es que según los defensores, no existía indicio alguno que pudiera involucrar a Padilla en este crimen.
Para Santiago Rentería, abogado defensor de Padilla, "se hizo justicia porque desde el inicio de la investigación se quiso inculpar a mi defendido cuando ni siquiera apareció el arma homicida".
Lo cierto es que en su fallo los jueces ordenaron que la causa vuelva a la fiscalía para que se continúe con la investigación del homicidio y se pueda hallar a los autores del homicidio.
Además ordenó una compulsa por falso testimonio de dos de los testigos que participaron del debate oral.
En este escenario, la fiscal del juicio, Andrea Rossi, también acusó a Padilla por un hecho de violencia de género y privación ilegítima de la libertad contra una menor. Esta causa se originó durante el debate y ya tomó intervención la Fiscalía de Violencia de Género.
Padilla recuperará la libertad apenas se terminen los trámites administrativos en la Cárcel.
El hecho
Navarro fue baleado el lunes 15 de mayo cuando caminaba por Pedro Vargas y Benielli. Llevaba consigo una mochila.
El joven, que era oriundo de la capital de la provincia, se mudó hace unos años a San Rafael y vivía junto a una hermana en la Isla del Río Diamante.
Tres días después, el 18 de mayo, falleció en la Unidad de Terapia Intensiva del Schestakow. Nunca se pudo recuperar de las graves heridas que sufrió por la herida de la bala que ingresó por debajo de la oreja y salió por uno de sus pómulos.
El juicio para esclarecer la muerte de Navarro comenzó el 18 de diciembre y se extendió hasta este jueves cuando se conoció la sentencia que absolvió a Padilla.


Comentarios