Alvear
Jueves 26 de Abril de 2018

Actualidad 95.7: Afirman que hay regulaciones específicas para el fracking

La directora de Protección Ambiental de la provincia dijo a Radio 95.7 que el decreto del gobernador firmado en marzo estableció exigencias ambientales para el método de fractura hidráulica que no existían en Mendoza ni en el país. Una de las principales es usar la misma agua que naturalmente tienen los pozos petroleros.

La directora de Protección Ambiental de la provincia, Miriam Skalany, aseguró que Mendoza estableció regulaciones ambientales adicionales para la utilización del método de extracción de petróleo y gas no convencional conocido como "fractura hidráulica" o "fracking". Esto fue en respuesta a los cuestionamientos a esta técnica que surgieron en los últimos días en el Sur mendocino, sobre todo en General Alvear, donde se realizaron dos manifestaciones.

La funcionaria explicó en diálogo con la Mañana de Radio 95.7 que las primeras pruebas de fracking comenzaron a mediados del año pasado bajo la regulación que establece la ley nacional 27.007, a la que la provincia adhirió en su totalidad, que regula la actividad hidrocarburífera; pero "dado el alto grado de sensibilidad que tiene el tema en Mendoza se decidió introducir una regulación específica de la ley ambiental provincial en lo que es procedimientos y controles ambientales".

Agregó que para ello el gobernador Alfredo Cornejo firmó en marzo un decreto complementario a otros dos que regulan la actividad petrolífera "y específicamente establece cuáles son los requerimientos de estudios que deben presentar las empresas para evaluar si se autoriza o no el uso de fractura hidráulica para estimulación de cada pozo".

En ese marco, "pedimos básicamente los estudios de integridad de pozo, estudios hidrológicos de la zona, el origen del agua que se va a utilizar y las correspondientes autorizaciones del Departamento General de Irrigación".

Dijo además que este decreto exige que se utilice "agua de formación" en la exploración y explotación de los pozos de hidrocarburos no convencional, en los casos que exista en el lugar.

Skalany explicó que el "agua de formación" es la que naturalmente está mezclada con petróleo y gas, y en el sur de Mendoza "tenemos la ventaja que la formación de Vaca Muerta se encuentra sobre yacimientos que ya están en explotación".

En ese sentido, "en los yacimientos mendocinos hay 95% de agua por cada 5% de petróleo que se extrae, que proviene de una profundidad de 2.500 a 3.000 metros. Es un agua altamente salina con disolución de distintos metales que no es apta para consumo humano".

Ejemplificó que en el Puesto Rojas (en la zona de El Sosneado donde se trabaja desde julio de 2017 con el fracking) empezaron utilizando 70% de agua de formación y 30% de agua dulce y "la última estimulación se hizo totalmente con agua de formación, no se utilizó nada de agua dulce".

Recordó que los controles de la Dirección de Protección Ambiental se hacen en conjunto con Irrigación, el Departamento de Hidrocarburos de la provincia y a la vez la Subsecretaría de Energía de la Nación también controla ambientalmente los pozos petroleros.
Escuchá la entrevista completa de la funcionaria
Miriam Skalany - Fracking.mp3

Comentarios